Coronavirus: “Hay que cortar el contagio, separar a los casos positivos y asintomáticos”

El infectólogo, Ernesto Iliovich recomendó trabajar de manera intensa con los barrios, no sólo en el ingreso o egreso a los mismos, para cortar la transmisión viral y la alta mortalidad en el Chaco. "El testeo de los barrios que rodean al centro de Resistencia es imprescindible", aseguró. Consideró fundamental derivar a pacientes asintomáticos poniendo en marcha una internación "no hospitalaria", en escuelas, cuarteles u hoteles.

El infectólogo Ernesto Iliovich dialogó este martes con CIUDAD TV tras haberse decretado el endurecimiento de las medidas de aislamiento para contrarrestar la propagación del coronavirus en el Departamento Resistencia. “Hay que cortar de alguna forma el contagio. Hay muchos contagios diarios y vamos a seguir teniendo una mortalidad importante que nos hace encabezar prácticamente el ranking nacional de este tema. Todas las medidas enérgicas de ahora están vinculadas con la necesidad de cortar la difusión del virus”, aseguró el especialista.

Advirtió que hay que trabajar en los barrios, no sólo en el ingreso o egreso a los mismos “sino en los casos que ya son positivos”. “El testeo de los barrios que rodean al centro de Resistencia es imprescindible, para que todo caso positivo o asintomático o poco asintomático sea derivado a un lugar donde no contagie. La internación no hospitalaria que tiene que ponerse en marcha en la provincia”, sostuvo y habló de escuelas, cuarteles u hoteles “para cortar la cadena de diseminación”.

Consideró, al respecto del endurecimiento de las medidas de prevención, que no se puede volver atrás en todo. Y reiteró que “la separación de los casos positivos o poco asintomáticos o sospechosos”, es central en este momento.

“Creo que hubo consciencia (ciudadana) y que todavía la hay, loo que pasa es que hay un cansancio de la gente con respecto a la cuarentena y sobre todo hay un problema económico. La gente necesita trabajar para vivir, no tiene forma de sustento diario”.

Consultado al respecto, aseguró que el tratamiento con plasma es una de las alternativas de las muchas drogas que se encuentran a prueba para combatir el virus. “Es uno más que sigue una vieja línea que es que la posibilidad de que los anticuerpos creados por una persona que se curó sirvan para que se cure otra, pero es un trabajo más y dirigido a los casos más graves. Hay que tener en cuenta la posibilidad de, por un lado, separar a los casos positivos y, por otro, las otras alternativas de tratamientos diversos previo a que se agraven los casos, en la fase viral fundamentalmente”, concluyó.

Compartir