Covid 19: malestar de vecinos de Villa Prosperidad por el cerramiento del barrio

Gustavo Ortiz, presidente de la Comisión Vecinal de Villa Prosperidad, señaló en CIUDAD TV que “vinieron sorpresivamente y cerraron varias cuadras que no tiene sentido”, y advirtió que en los pasillos del barrio hay personas discapacitadas que necesitan movilizarse.

Gustavo Ortíz en CIUDAD TV.

“Nos encontramos con esta sorpresa, que vinieron y cerraron así. Sé que se trata de la Salud y que los funcionarios tomaron esa decisión, pero los vecinos estamos mal. Habíamos tenido una reunión y consideramos algunas cuadras que hoy por hoy están sin salida, pero hay vecinos que deben salir a hacerse un tratamiento, diálisis, o cosas así”, expresó Ortiz.

“Esto pasa desde ayer miércoles, pero la decisión no fue del presidente de la Comisión, fue la gente del gobierno y de Salud. Los vecinos me preguntaron qué autoridad tenía yo para hacer eso, pero tuve que recibirlos y aclararles que no fue cosa mía, vinieron sorpresivamente y cerraron cuadras que no tiene sentido. Como el pasillo Alice Le Saige, en el que una vecina, Mirta, que necesita que entre una ambulancia”, agregó.

Continuó explicando que “nos dicen que son 20 casos confirmados, pero no sé. Dijeron que si no cerraban acá iba a ser algo como el Barrio Toba, pero Villa Prosperidad es un barrio humilde, que vive en el día a día, que se venden cosas, y esto complica mucho. Además, nosotros repartimos 180 módulos de mercadería todos los meses y hace dos que no recibimos nada”.

“Se está complicando, crece el malestar de la gente y los vecinos de los pasillos que están cerrados y no pueden salir, y las autoridades tienen que buscar alguna forma  para solucionar esto. Habían acordado que en Vélez y Laprida iba a haber un cordón policial, pero desde ayer paso por el lugar y no está nadie”, apuntó Gustavo Ortiz.

Como contrapartida, reconoció que “tienen razón en eso de que la gente no respeta y andaba sin barbijo, pero acá no hay control policial, pero haciendo este cerramiento no lo veo. Si se trata de salud, bienvenido sea; pero hay pasillos en los que no se puede transitar y hay gente discapacitada que tiene que hacerlo”.

Compartir