Frente a la pandemia, productores familiares abastecen a vecinos de General San Martín

Organizaciones de productores familiares juntamente con el Municipio de General José de San Martin, INTA y Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación, implementaron un sistema de bolsones de hortalizas, los cuales se encargan previamente y se les acerca hasta el domicilio del comprador.

En el contexto provincial chaqueño, General José de San Martin y su zona de influencia se constituyen en una de las regiones donde hay mayor preponderancia de productores de la agricultura familiar; fruto del trabajo interinstitucional, en el año 1999 se conformó la primera feria franca de General José de San Martín. Al cabo de veinte años, esta experiencia se fue consolidando y difundiendo, existiendo hoy en la región seis ferias que trabajan con diferentes modalidades, pero siempre en relación directa productor-consumidor.

Ante el avance del COVID-19, el municipio local, en consonancia con lo dispuesto por el gobierno provincial, suspendió el funcionamiento de las ferias francas. Como forma de dar respuesta a la necesidad de vender la producción por parte de los agricultores -quienes necesitaban generar ingresos y que no se les pierda la producción-, y la necesidad de la población para adquirir alimentos frescos, las organizaciones de productores familiares juntamente con la Municipalidad de General José de San Martin, INTA y SsAFyDT, implementaron un sistema de bolsones de hortalizas, los cuales se encargan previamente y se les acerca hasta el domicilio del comprador. En la propuesta se incluyó no solo a productores feriantes sino también otros productores familiares, teniendo en cuenta que la demanda no iba a provenir solamente de los clientes de las ferias, sino de gran parte de la población.

Finalmente se acordó armar bolsones con nueve productos, implementándose un sitio de pedidos en línea; en este sitio se informaba el precio del o los bolsones disponibles, la fecha y hora a partir de la cual se haría la distribución y eventualmente si había productores que ofrecieran otros productos, el número telefónico de los mismos para que realizaran el pedido. El armado de los bolsones se organizó en cada colonia y desde ella partía una motocarga que se encargaba de la distribución, cuyo importe ya estaba incluido en el precio de cada bolsón.

Esta propuesta fue muy bien recibida por la población, donde la demanda siempre superó a la oferta disponible. Aunque queda mucho por mejorar, algunos comentarios muestran la aceptación de los bolsones:

“La labor productora es encomiable, así como la de todos aquellos que los ayudan y apoyan. Para mí es un honor poder ser un aporte a esta labor digna y loable.”

“Muy conforme con la mercadería, muy buen servicio ¡Continúen con la iniciativa!”

Leonardo Pereira, presidente de la Feria Franca Mi Chacra, expresó:

“Quiero felicitar a los ingenieros, técnicos y demás que hicieron posible vender nuestra producción. En especial a la gente del campo por no aflojar en estos momentos complicados que estamos pasando de un día para otros. Pido un aplauso en general por todos nosotros que de alguna manera estamos dando nuestros granitos de arena. Fuerzas y bendiciones para todos”.

Compartir