Para la UTA, los choferes se preguntan “¿por qué tienen que trabajar si están tanto o más expuestos que otros al contagio?”

Lo señaló Raúl Abraham, secretario General de la Unión Tranviarios Automotor en diálogo con CIUDAD TV, al analizar y fijar su posición sobre el trabajo de los conductores de colectivos frente a la pandemia de coronavirus. Lamentó que no haya ningún ofrecimiento de ayuda sanitaria, "por parte del Gobierno" provincial.

Raúl Abraham, secretario General de la UTA Chaco.

La posibilidad de paralizar el servicio del transporte de pasajeros, ante el riesgo de contagio de coronavirus, fue analizada por Raúl Abraham, para quien “es un poco compleja la situación que se está presentando. Esto tendría que resolverse a nivel nacional, en lo que respecta a la paralización total. Yo no estoy de acuerdo con el Decreto Nacional ni el Provincial. El nacional porque en cuanto a larga y media distancia, van a paralizar a partir del día viernes y hasta el día 24 por el feriado largo. En Capital, Buenos Aires y la provincia, van a trabajar en forma normal, solamente que a partir de hoy es que van a poder llevar según la capacidad de pasajeros sentados”.

Agregó que “lo que han implementado acá del 50% de los asientos, y en caso de tener 30 pueden llevar 15 pasajeros. Ello por considerarse un servicio social. Lo que molesta un poco a nivel provincia, en lo que respecta a media distancia, no trabajan hasta el día 31. Entonces la pregunta que nos hacemos nosotros y los choferes, es porqué tenemos que trabajar cuando los otros no lo hacen? Está bien por la movilidad de la gente, de algunas personas que trabajan, algunos comercios que venden productos alimenticios y lo que corresponde a la salud”.

El titular de la UTA Chaco dijo que, “nadie discute eso, pero lo que nos llamó poderosamente la atención es que el gobernador pide que tienen que obligatoriamente acuartelarse todas las personas; es decir, permanecer en sus casas y no salir a las calles. De ahí viene la pregunta: ¿y los choferes qué son?”

Raúl Abraham dialogó con CIUDAD TV.

“Nosotros consideramos que no son objetos, sino sujetos, seres humanos igual que las otras personas que dependen de otras actividades. Y nos preguntan por qué tienen que trabajar, si también estamos expuestos y quizás más que otros, al subir la gente al colectivo y marcar la tarjeta. Todo a pocos centímetros del lugar donde conduce el chofer”, añadió.

Agregando que, “por otro lado, uno no sabe la persona que sube, si está enferma o no. Y lo otro que complica es como pasó ayer (martes) por la noche donde no quiso alzar a 3 ó 4 pasajeros porque superaba el margen de personas a llevar sentadas. Le rompieron los vidrios, lo insultaron, le dijeron de todo. Está habiendo un montón de inconvenientes”.

Señaló que están desesperados, tanto los choferes como sus familias, porque parece que para los gobernantes “el virus los va a esquivar porque son choferes”. Por eso “dije vamos a paralizar todo, y se enojan desde el gobierno y todo el mundo. Pero quiero que entiendan una cosa, que haya igualdad de condiciones. ¿Porqué los empleados públicos se quedan en su casa y no el conductor-guarda? No encuentro una explicación”.

En lo que hace a las condiciones sanitarias en que desarrollan sus actividades, dijo que “no corresponde, pero lo que están haciendo es colaborar para desinfectar en la noche o los descansos, limpian los pasamanos, se lavan las manos”.

Lamentó que el gobierno no les haya ofrecido condiciones, un barbijo, guantes, etc.; porque “ahí sí se iban a sentir seguros. Pero ahora están totalmente desprotegidos”. ”Por eso creo que son totalmente razonables los planteos que hacen”, concluyó Abraham.

Compartir