El 6% de los planes sociales ya se reconvirtió en empleos temporales

Son 30 mil beneficiarios que trabajan en todo el país, 12.000 en provincia de Buenos Aires y el resto en el interior del país, todos dedicados a tareas de reparación y refacción de escuelas. El Ministerio de Desarrollo Social de la Nación busca que el total de los 540.000 se inserte en el mundo laboral de la mano del Estado y los privados.

Refacciones de Escuela.

En silencio y paulatinamente, el Ministerio que conduce Daniel Arroyo está concretando uno de los planes iniciales que tenía en mente el titular de la cartera desde antes de asumir el cargo: la inserción laboral de beneficiarios de planes sociales, el renombrado que adelantó el portal Letra P. Según cifras a las que accedió, ya hay más de 30 mil argentinos con plan que están trabajando. Son 12.000 en provincia de Buenos Aires y el resto en el interior del país, todos dedicados a tareas de reparación y refacción de escuelas.

Desde el Gobierno explicaron que el objetivo final es que los 540 mil planes totales (cifra que alcanzan el Salario Social Complementario y el plan Hacemos Futuro) sigan ese camino para, sin plazo, accedan a un empleo conservando por un período el beneficio.

Hoy, el Estado nacional paga la mitad de un Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM) por cada plan y la idea es que la otra mitad la abone el empleador, ya sea el Estado o compañías privadas. En el caso de los que ya están en escuelas, la mitad la cubre la Nación y el resto vía convenios con cada provincia de las 15 en los que está activo el esquema impulsado por Desarrollo Social.

La clave del éxito de la iniciativa es política: la decisión de empalmar se tomó en el seno de la Mesa Contra el Hambre, en la que participa el Estado, los movimientos sociales, la CGT y empresas de peso de todos los sectores de la economía. De esta manera, de algún modo, el Gobierno legitimó una variante de contratación ante el sector privado, dispuesto a colaborar en contratar.

Hubo otro hito importante que empujó el programa. Varias reuniones que en 2019 mantuvieron los denominados ‘Cayetanos’ (la trilogía que conforman Barrios de Pie, la CTEP y el Movimiento Evita) con dirigentes de la Unión Industrial Argentina (UIA), que también integran la Mesa contra el Hambre.

De hecho, según consignó la agencia NA, Emilio Pérsico, del Evita y secretario de Economía Social de la Nación, y Daniel Menéndez, de CCC y actual subsecretario de Promoción de la Economía Social, les adelantaron a intendentes y legisladores de Corrientes que, a fines de febrero, se formalizará el empalme con una presentación oficial.

VIAletrap.com.ar
Compartir