Cristina y Massa pusieron límite a las contrataciones en el Congreso

Por medio de dos resoluciones conjuntas, la Cámara de Diputados y el Senado resolvieron aplicar un aumento salarial de hasta $ 4000 en dos etapas a los empleados legislativos. Además, se determinó que las designaciones del personal de gabinete no gozarán de estabilidad y concluirán con la finalización del mandato de la autoridad que los nombró.

“Esto busca cortarlas capas geológicas que se producen cuando los que ocupan cargos políticos se quedan en planta del las cámaras cuando termina el mandato de quién lo designó”, argumentaron desde el entorno de presidenta de la Cámara Alta, Cristina Kirchner ayer por la tarde.

La primera de las declaraciones conjuntas, que llevan las firmas de los presidentes de ambas cámaras, Cristina Kirchner y Sergio Massa y que se conocieron ayer por la tarde,se estableció un incremento salarial para el personal del Poder Legislativo Nacional comprendido en la Ley 24.600, que constará de sumas fijas remunerativas y no bonificables a cuenta de la paritaria 2020.

Estas sumas se aplicarán solo a sueldos de hasta $ 60.000 brutos, y se concretará en dos etapas. La primera será de hasta $ 3000, con el salario de febrero, y de hasta $ 1000 adicional con el haber de marzo.

Cortar capas geológicas

La otra decisión conjunta que tomaron los presidentes de ambas cámaras estableció que “las designaciones del personal de gabinete del Honorable Congreso de la Nación no gozarán de estabilidad y concluirán con la finalización del mandato de la autoridad que lo nombró”.

Esta iniciativa busca echar por tierra el pase a planta permanente de personal temporario de Gabinete al finalizar cada gestión, y que implica mayores erogaciones para el Poder Legislativo.

Entre sus fundamentos, la resolución indica: “El artículo 49 de la Ley 24.600 considera personal de planta temporaria al empleado contratado para cumplir funciones a las órdenes de un legislador nacional, en un bloque partidario o funciones de asesoramiento político en una comisión permanente o especial, unicameral o bicameral, a los que en ningún caso podrá asignársele tareas propias del personal de planta permanente”.

Así, el texto advierte que, “a lo largo del tiempo”,se vio “desnaturalizada la figura de planta temporaria”, puesto que se asumen funciones que no corresponden con las que les fue conferidas.

De esta forma,se estableció que “el personal que se contrate como planta de gabinete no podrá cumplir funciones a las órdenes de un legislador nacional, en un bloque partidario o funciones de asesoramiento político en una comisión permanente o especial, unicameral o bicameral”.

Esta mañana, Massa se refirió al tema en Radio La Red y argumentó que la resolución “termina con las capas geológicas en el Congreso”, y aludió al “personal temporario entra con un diputado o con una autoridad de cámara y se queda a vivir”.

En este sentido, el tigrense explicó que, a partir de esta resolución conjunta, “el que entra con un legislador, el que entra con una autoridad de cámara,se va con ese legislador, de manera de terminar con la permanente incorporación de gente que, cuando pasan las gestiones, se van quedando, y la gente termina pagando más impuestos porque va aumentando sistemáticamente cada cuatro años la cantidad de personal político”.

Compartir