Entrevista exclusiva con Capitanich: “La soberbia y la corrupción afectan la credibilidad de cualquier gobierno”

A cuatro días del inicio de su tercer mandato al frente del Ejecutivo provincial, el gobernador electo brindó una entrevista exclusiva a CHACO DIA POR DIA. Habló de todo: desde su plan de gobierno, con énfasis en la austeridad y la lucha contra la corrupción, hasta de sus diferencias con el intendente electo de Resistencia, Gustavo Martínez. Dijo que congelará el ingreso de nuevos empleados a la Administración Pública, reconoció que le preocupa la deuda que heredará y adelantó que no buscará presidir el PJ chaqueño. “Tenemos poco tiempo para resolver muchos problemas”, se sinceró.

Por Brian Pellegrini y Bruno Martínez 

El inventario de la oficina de Jorge Capitanich, que en este momento funciona como una suerte de “búnker de la transición”  en el microcentro de Resistencia, podría leerse como un resumen de sus últimos 12 años en la política y también como un adelanto de lo que se vendrá a partir del 10 de diciembre.

En este amplio departamento, que cuenta con una larga mesa de reuniones en el centro, hay tres fotos: una de Cristina Fernández de Kirchner portando el bastón presidencial, otra de Cristina junto a Capitanich en un acto en Resistencia y una más con Melitona Enrique, sobreviviente de la Masacre de Napalpí.

En otra pared aparecen colgadas tapas de diarios con sus victorias electorales de 2007 y 2011 y, junto a ellas, la última boleta con la que ganó los comicios de este año.

También hay una gran pizarra con detalles garabateados respecto de las actividades que programó su equipo de trabajo para el sábado. Y más allá, en el estante del fondo, se ven carpetas. Muchas carpetas rotuladas con palabras como: “Gabinete”, “Finanzas y banco”, “Lotería Chaqueña”, “Ambiente”, “Salud” y “Derechos Humanos”, entre otras cuestiones relacionadas con la gestión pública chaqueña.

A cuatro días de que inicie su tercer mandato al frente del Ejecutivo provincial, al que él mismo cataloga como un “hito histórico”, Capitanich recibe a CHACO DIA POR DIA en una entrevista exclusiva.

― Teniendo como antecedente sus dos anteriores mandatos. ¿Qué fórmula va a repetir en esta nueva etapa?

― En esta oportunidad fuimos muy minuciosos en los procesos de selección de los perfiles para el desempeño de los cargos. La ventaja es que tenemos equipos de mayor experiencia para la ejecución inicial de políticas. Y por supuesto, vamos a repetir una fórmula que será: Trabajo + Trabajo + Trabajo.  Esta es una oportunidad única porque es poco tiempo para resolver muchos problemas. Es la primera vez que un gobernador es elegido tres veces por la voluntad popular y asume la responsabilidad de su cargo. Es la primera vez también que un intendente de Resistencia asume el cargo de gobernador. Además, es la primera vez que, con sus matices, un proyecto político de 12 años lo supera. Y es la primera vez que una mujer es vicegobernadora. Estos son hitos históricos muy importantes.

― El jueves usted difundió una carta abierta dirigida a los integrantes de su próximo gabinete. En esa misiva hizo hincapié en la cuestión de la honestidad y pidió que sean “moralmente intachables”. ¿Esto tiene que ver con una preocupación vinculada a lo que ocurrió con parte del gabinete de Domingo Peppo, quienes están procesados y algunos hasta presos por causas vinculadas a hechos de corrupción?

― No. Es una norma general. Lo que yo pongo en la carta, y que es lo que quiero transmitir al equipo, es que son tres los factores que afectan sustancialmente a la calidad y la confianza de un gobierno. Primero: la soberbia. Ignorar al otro o no tener la humildad de escuchar al otro desde el corazón. Segundo: la falta de dedicación, esfuerzo y trabajo sistemático para resolver los problemas de la comunidad. Y el tercero es la corrupción, que es algo que dinamita cualquier nivel de confianza y credibilidad de un gobierno. Por eso es necesario tener un protocolo anticorrupción que tiene que ver con la declaración jurada patrimonial e impositiva, también con antecedentes de contravenciones y delitos. Y también en temas de violencia de género, una cuestión que tiene altísimo nivel de sensibilidad.

― Es decir que si hay una denuncia contra alguno de sus funcionarios ¿lo va a desplazar inmediatamente?

― Absolutamente. Pero antes tiene que estar sometido al proceso penal correspondiente, si es que se identifica la tipificación de un delito. En el caso de los proyectos de leyes que enviemos a la Cámara de Diputados, como así también los actos administrativos que tienen que ver con decretos, resoluciones ministeriales o disposiciones de los subsecretarios, todo va a tener una estructura jurídica con medidas preventivas. Eso también tiene que ver con la intervención de los organismos de control constitucional.

El búnker de Capitanich, donde planifica su futuro gobierno, está atiborrado de carpetas con datos sobre la Administración Pública Provincial.

― En relación a los organismos de control del Estado, tanto de los internos como de los externos, hay una sensación de que no hacen bien su trabajo. ¿Va a impulsar que estos organismos sean conducidos por personas que ganen por concurso modificando así la forma actual de designación a voluntad del gobernador?

― Estamos propiciando una reforma de la Constitución Provincial y estamos generando las condiciones para observar si efectivamente existe un consenso respecto a la aprobación de esta iniciativa. Son muchos puntos que pueden generar coincidencias y eventualmente disidencias. Para mí, los miembros de los organismos constitucionales deben ser todos elegidos por concurso de antecedentes y oposición. Eso nos va a dar la garantía de un proceso de calidad institucional y democrática.

― Usted impulsó una medida cautelar con acción de amparo para frenar mil pases a planta en la Administración Pública Provincial que se generaron en los últimos meses de la gestión de Peppo. ¿Esta gestión que se va quiso meter gente por la ventana, como lo dijo en su momento su abogado, Jorge Alcántara?

―No quiero emitir juicio de valor alguno. Simplemente entiendo que hay una cuestión objetiva. El Estado provincial tiene que estar bien organizado y nosotros oportunamente sancionamos la ley 6655 porque veníamos con un efecto arrastre de 2007. Ahí tuvimos lo que se denominó el “operativo retirada” (pase a planta masivo en el último tramo de la gestión de Roy Nikisch, luego de haber perdido la elección contra Capitanich). Y eso no es bueno ni para la democracia, ni para la salud ni la calidad institucional. Hay que poner un límite de uno o dos años antes. Pero también hay que respetar claramente el procedimiento del concurso de antecedente y oposición. Entonces lo que vamos a hacer es revisar los procedimientos correspondientes pero a su vez también entiendo que no debe haber precarización laboral en el sector público. Nadie debe trabajar en el Estado si no entró por concurso de antecedente y oposición.

― Entonces, ¿tiene pensado congelar el ingreso de nuevos empleados a la Administración Pública?

― Sí. Pretendemos tener un esquema de congelamiento de vacantes. Porque hay dos variables: o es el salario o es la cantidad de trabajadores. Si los trabajadores del sector público, en distintos organismos, están disconformes con su política salarial, eso tiene que ver con que hay un exceso de cantidad. Entonces los trabajadores deben saber que sus representantes gremiales deben velar para que ellos tengan un poder adquisitivo satisfactorio. Entonces, o defienden a los trabajadores afiliados en virtud de su salario o pretenden ensanchar su base sindical, afectando y precarizando la estructura de ingresos de los actualmente existentes. Esos son los dos conceptos que tienen que plantear a sus líderes. Por otra parte, en este momento muchos trabajadores públicos están siendo saqueados financieramente por descuentos de haberes a través de financieras de dudosa transparencia. Vamos a ponernos a trabajar para eliminar la usura que padecen los empleados públicos. Y si son cómplices las organizaciones sindicales, también discutiremos claramente este tema. No vamos a aceptar el saqueo en el bolsillo de los trabajadores públicos.

La oficina de Capitanich también tiene un “muro del triunfo”, donde se ven las tapas de los diarios con sus victorias electorales.

― Hablando del panorama económico, sabemos la complicación que va a tener el gobierno nacional con la renegociación de la deuda. En el caso de la Provincia, ¿le preocupa la deuda teniendo en cuenta que creció más del 400% desde 2015?

― No cabe duda que nosotros tenemos una preocupación respecto de la deuda pública. Actualmente, la consolidación de deuda está en torno a los 41 mil millones de pesos tomando el sector público consolidado y también hay que ver la evolución de deuda flotante y el devengamiento de ciertas obligaciones de carácter financiero. Es cierto que hay varios factores que han incidido. La variación del tipo de cambio es uno: de 8,5 pesos a 62,5 es un crecimiento exponencial y es cierto que parte de la deuda también se originó 23 años antes en un juicio (NdR: se refiere al juicio con los empleados judiciales por incumplimiento de la ley de enganche) y que efectivamente el gobierno (de Peppo) tuvo que pagar. Pero no es menos cierto que parte de esos recursos no se asignaron tal cual lo que la ley preveía. Entonces, lo que vamos a intentar resolver es un programa fiscal y financiero que apunte a recursos, erogaciones y deuda pública. Respecto a la deuda, la reprogramación del impacto de servicios de capital e intereses pero también morigerar la tasa de interés y la curva de vencimientos. En materia de erogaciones, vamos a tratar de maximizar las erogaciones de capital para tener un efecto multiplicador en la generación de empleo pero también en materia de erogaciones corrientes vamos a revisar cada una de las partidas: personal, bienes y servicios no personales y transferencias corrientes.

― Cuando usted habla de revisar partidas, está hablando de algún ajuste dentro de la Administración Pública. ¿Tiene detectadas las áreas donde va a ajustar?

― Prefiero hablar siempre de análisis sistemático de cada una de las erogaciones. La austeridad en el ejercicio de gobierno va a ser clave. Y nosotros vamos a eliminar todos los factores generadores de déficit o de erogaciones que no sean compatibles con este concepto de austeridad. Por ejemplo, mirar bien cada una de las contrataciones y de las transferencias. Lo que vamos a hacer, en conclusión, es mirar meticulosamente partida por partida con el objeto de ir ordenando la cuestión.

― A pesar de este cuadro, ¿confirma que el 19 y 20 se pagará el aguinaldo?

― Estamos trabajando para que el 19 y 20 de diciembre poder cancelar el medio aguinaldo. De acuerdo a la proyección diaria del flujo financiero, vamos a tener dificultades. Hoy, además, se cancelan los salarios de noviembre, pero a su vez no se pudo cancelar el tema del subsidio de transporte y hay un retraso en la última cuota del fondo de participación municipal que debería asignarse hoy. Con lo cual estamos observando que el flujo de caja de Tesorería no es la mejor. En consecuencia, tenemos que usar todo el ingenio para ver cómo podemos acumular los fondos para pagar el medio aguinaldo y, a su vez, cómo lograr un financiamiento que nos permita cancelar los salarios de diciembre en el mes de enero.

― Usted mencionó recién entre parte de este ordenamiento la cuestión del transporte. Hoy estamos con un paro en el servicio urbano e interurbano y es un problema que usted desde el municipio lo padeció y no pudo avanzar con la nueva licitación del transporte. ¿Tiene algún plan para ordenar esta situación?

― En este momento estamos en una transición. Tenemos un plan para que en el primer trimestre del año que viene poder hacer una modificación estructural en el sistema. No vamos a ser rehenes de este tipo de política permanente de paro. Los empresarios también se tienen que hacer cargo de la responsabilidad que le compete y no transferirle su responsabilidad al Estado. Además, el servicio público tiene que ser sometido a normas laborales como por ejemplo la conciliación obligatoria con un plazo determinado para la búsqueda de una solución razonable. No podemos dejar sin servicios a los usuarios. Es claro que los trabajadores tienen que percibir sus ingresos en tiempo y forma pero también los empresarios tienen que asumir su responsabilidad.

“No cabe duda que nosotros tenemos una preocupación respecto de la deuda pública”, dijo Capitanich.

― Con relación al tema de las tarifas de agua y luz, ¿tiene pensado congelarlas? ¿Cuál va a ser su política con respecto a esto?

― Nosotros vamos a fijar una política tarifaria que sea compatible con la política nacional. Alberto Fernández ha planteado claramente el concepto de “desdolarización”. No tuve hasta ahora un informe final y definitivo con respecto a Secheep pero el informe preliminar indica que hay cerca de 4.200 millones de pesos de facturas sin cobrar, pero también hay una acumulación de deuda que se ha cancelado con Cammesa y eso afectó recursos propios del Estado y coparticipables. Y a su vez hay un plan de pagos. Lo que queremos ver es cómo podemos recuperar parte de esos recursos no cobrados.

― En relación al tema de la Pauta Publicitaria Estatal que reciben los medios, usted señaló en varias oportunidades que va a impulsar la regulación de la pauta. ¿Va a priorizar este tema como parte de su gestión?

― Totalmente. En el paquete de 50 iniciativas parlamentarias está.

― Lo llevamos al plano de la política partidaria. En las últimas elecciones municipales, donde se eligieron autoridades en nueve localidades, al Frente Chaqueño no le fue bien: perdió en ocho de esas nueve. ¿Falló la campaña? ¿Falló usted? ¿No fueron buenos los candidatos?

― En cuatro elecciones, cuando fui candidato, gané en todas y de una manera contundente. No hay transferencia de votos. Y la verdad que para nosotros era mucho más cómodo no participar de las elecciones municipales pero entiendo que teníamos que expresar lealtad con los compañeros y compañeras. Pero yo hago un análisis macro del sistema político municipal: de 69 municipios, 51 forman parte de nuestro espacio.

― ¿Tiene pensado unificar elecciones y garantizar que las Primarias se puedan realizar, sin excepciones y que no haya especulaciones del gobernador de turno con el calendario?

― Pretendemos que exista una agenda legislativa de debate público en ese sentido.

― ¿Cuál es esa agenda?

― Por ejemplo, la ley de organizaciones de partidos políticos, porque creemos en el fortalecimiento institucional pero también creemos en la necesidad de la transparencia del sistema electoral. ¿Qué significa esto? Por caso, la reforma del Tribunal Electoral. También buscar un sistema único e inmodificable como la Boleta Única de Papel, como la tiene Santa Fe. Además, establecer que el calendario electoral sea inmutable e inmodificable y en virtud de eso que también exista un sistema de selección de candidaturas, como lo son las Primarias. Y con un sistema de financiamiento de los partidos políticos perfectamente transparente.

― La interna del peronismo chaqueño fue particularmente dura este año. ¿Cómo quedó su relación con Peppo y con el intendente electo de Resistencia, Gustavo Martínez?

― Tengo diferencias con ellos. Las he expresado electoralmente y la voluntad ciudadana se ha manifestado muy claramente a mi favor. En segundo lugar, respeto a todos y eso no significa que no exista diálogo entre las partes. Ellos tienen un proyecto político diferente a lo que nosotros expresamos, pero ya está. Es un tema que ya terminó y a partir de ahora tenemos que gobernar. Y es por eso que nosotros planteamos como slogan de nuestro gobierno: “Chaco, gobierno de todos”. Vamos a trabajar con todos y entre todos.

― ¿Y cómo interpreta el faltazo de Martínez a la reunión que usted mantuvo con los intendentes esta semana? Porque fue el único que no asistió.

― Eso es un problema de él. Si tiene la vocación de trabajar por Resistencia va a necesitar claramente la cooperación del gobierno de la provincia, como también del gobierno nacional. Y no quiero ser presuntuoso del punto de vista de las Sagradas Escrituras, pero el camino a la Verdad y la Vida es uno solo. Hablé con él. Hablo con él. Puede tener diferencias o proyectos políticos disimiles y alternativos, pero una cosa es la política y otra la gestión.

“Tengo diferencias políticas con Domingo Peppo y Gustavo Martínez. Pero eso ya está. Ahora hay que gobernar”, afirmó el gobernador electo.

― En abril se eligen autoridades del Partido Justicialista del Chaco. ¿Aspira a conducirlo una vez más?

― No.

― ¿Cuál será entonces el candidato de su espacio interno?

― Nuestro candidato es (el intendente de Villa Berthet) Atlanto Honcheruk.

― ¿Cómo surgió ese nombre?

 Lo elegimos porque creemos que es indispensable articular un diálogo amplio con todos los sectores internos. Si se puede lograr el máximo nivel de consensos, mejor. Y si no, se hará en el marco de la competencia interna.

― Su hija Guillermina fue una colaboradora muy cercana a lo largo de su campaña electoral. ¿Va a tener algún lugar en la gestión?

― Ella tiene un compromiso académico en el exterior a partir de febrero, que le demandará no menos de 24 meses. 

― ¿Le ve futuro en la política?

― Guillermina ayudó muchísimo. Fue clave, como todo el equipo que hemos construido. Le veo un futuro brillante en todo lo que emprenda.

 

Compartir