Arduas y tensas negociaciones para definir al presidente de la Legislatura del Chaco

El gobernador electo, Jorge Capitanich, contaría con los votos necesarios para volcar la balanza en favor de su candidato, el diputado Hugo Sager, para presidir la Cámara de Diputados en los próximos dos años. No obstante, el radicalismo anunció que promoverá un candidato y mantiene conversaciones con el espacio de Gustavo Martínez, que aspira a un tercer mandato de Elida Cuesta. Para las 18 está convocada la Sesión Preparatoria.

Cuesta, Gutiérrez y Sager aspiran a la presidencia de la Legislatura

Metido de lleno en el minuto a minuto de las arduas conversaciones, el gobernador electo, Jorge Capitanich, contaría con los votos necesarios para volcar la balanza en favor de su candidato, el diputado Hugo Sager, para presidir la Cámara de Diputados en los próximos dos años. No obstante, el radicalismo anunció que promoverá un candidato y mantiene conversaciones con el espacio de Gustavo Martínez, que aspira a un tercer mandato consecutivo de Elida Cuesta.

Tras sus minivacaciones luego de las elecciones municipales del 10 de noviembre, desde este fin de semana el gobernador electo Jorge Capitanich reanudó la actividad política de cara a su asunción del próximo 10 de diciembre. A la reunión del fin de semana con funcionarios y funcionarias que integran el elenco municipal y que lo acompañarán en la gobernación, Capitanich le sumó este lunes un encuentro con referentes de la mayoría de los partidos políticos del Chaco y otro con legisladores provinciales de las distintas fuerzas políticas. Sin embargo, a ninguno de esos encuentros asistieron representantes del principal partido opositor, la Unión Cívica Radical, ni del espacio político CER para todos, liderado por el intendente electo de Resistencia, Gustavo Martínez.

Luego de que el diputado reelecto por la UCR, Livio Gutiérrez, manifestara que su bloque propondría un candidato propio a la presidencia de la Legislatura chaqueña, en todas las mesas de arena del mundillo político chaqueño comenzó el conteo de jugadores propios y ajenos que se necesitarían para construir una mayoría que permita elegir al nuevo presidente del Poder Legislativo. En este sentido, hay que tener en cuenta que hace diez años el radicalismo –hegemonizado por el movimiento Convergencia Social- quebró la tradición que establecía que la presidencia de la Legislatura debía quedar para algún representante del partido o frente que ganase las elecciones, mientras que la vicepresidencia primera se reconocería al principal partido de la oposición. En aquella oportunidad, ante el “empate” entre las fuerzas del Frente Chaco Merece Más y la Alianza, el por entonces gobernador Jorge Capitanich propuso que Juan José Bergia (electo por la Alianza) condujese el Poder Legislativo, lo que contó con el apoyo de toda la bancada del oficialismo y también trajo como consecuencia la expulsión del radicalismo del actual presidente del Nuevo Espacio de Participación (Nepar) y su incorporación a la coalición oficialista hasta la actualidad.

Al encuentro con Capitanich de este lunes, asistieron todos los legisladores electos y en funciones del Frente Chaqueño, a excepción de las que responden al intendente electo de Resistencia, Gustavo Martínez. En ese sentido, comenzaron a sonar fuertes versiones de que no acatarían la voluntad del gobernador electo de ungir a Hugo Sager como presidente de la Legislatura chaqueña.

No sólo eso, sino que, de acuerdo a lo que pudo saber este portal, el propio Martínez –que cuenta con los votos asegurados de Elida Cuesta, María Elena Vargas, Nadia García Amud, Andrea Charole y la duda de Liliana Spoljaric- mantiene avanzadas negociaciones con la bancada radical que contabiliza diez legisladores propios. Aunque dicen que en política dos más dos no necesariamente da cuatro, sumando los votos del radicalismo y los del CER arribarían a un total de quince votos lo que podría ser insuficiente para imponer a un presidente -se habla de Leandro Zdero- o presidenta radical o, eventualmente, del CER para todos, ya que Elida Cuesta reconoció públicamente que también aspira a un tercer mandato como presidenta del Parlamento chaqueño y es un espacio de poder más que codiciado por su líder político de cara a su proyección provincial para 2023.

¿Cómo jugarán los bloques minoritarios?

A la reunión con Coqui sí asistió el diputado del PO, Aurelio Díaz, (la convocatoria era para todos), no así los dos legisladores del Frente Integrador de Juan Carlos Bacileff Ivanoff (cuyo delegado para la negociación política es su hijo, Darío, actual diputado que culmina su mandato el próximo 10 de diciembre). Según pudo saber este portal, el diputado del PO se votará a sí mismo por considerar que los representantes de los frentes mayoritarios fueron socios en las políticas de ajuste, además de ser una postura histórica de ese sector de la izquierda.

Uno de los que tampoco se mostró públicamente este lunes fue el diputado del PRO, Luis Obeid, en quién estarían centradas todas las miradas ya que su voto sería la llave para destrabar el empate que podría producirse en caso de que los escasos cinco legisladores de la Corriente de Encuentro por Resistencia (CER) sellaran un acuerdo y decidieran apoyar a un candidato del radicalismo en lugar de acompañar al candidato propuesto por el gobernador electo el 13 de octubre último.

Así las cosas, por estas horas en el Frente Chaqueño confían en llegar a la suma de 17 votos que permitan volcar la votación en favor de Hugo Sager –actual presidente de bloque del Frente Chaco Merece Más/Frente Chaqueño- como nuevo presidente del Poder Legislativo. De todos modos, en la política, y aún más en la política chaqueña, nunca está dicha la última palabra.

Compartir