Doble crimen: pérdida de parte del expediente no preocupa a fiscal ni al defensor de las víctimas

El Dr. Carlos De Cesare, abogado de uno de los imputados - Hugo Sosa - denunció que "se perdió de la Mesa Penal el cuerpo Nº18" del expediente de la causa sobre el crimen de las jóvenes Fátima Florencio (18) y Magdalí Romero (22); cuyos cuerpos degollados aparecieron en abril del año pasado en un descampado en cercanías de Quitilipi.

Juzgados saenzpeñenses.

La causa que se tramita en los Juzgados de Sáenz Peña, tuvo una instancia donde la Cámara Primera en lo Criminal de esa ciudad declaró nulidad de gran parte de lo actuado en la misma, por lo que el expediente había vuelto a la Fiscalía Nº3 a cargo del Dr. Marcelo Soto, en razón de que los jueces advirtieron una serie de “irregularidades” en el mismo.

Según De Cesare, este proceso se dio para “intentar de alguna manera subsanar los vicios que acarreaba la causa”. Agregando que, dada esta instancia, pidió la libertad de su cliente y dicho trámite se encuentra en curso. “Ahora de manera sorpresiva se ha perdido el cuerpo Nº18 de la causa y es justamente donde está la resolución de la Cámara que nulificaba gran parte de la misma”, insistió el abogado.

También De Cesare apuntó a la responsabilidad de la Fiscalía Nº1 en la custodia del expediente; por lo que solicitó que se esclarezca el hecho y aparezcan las actuaciones faltantes, “para seguir con el trámite normal de la causa”. Y sostuvo, además, la necesidad de que se determine las responsabilidades administrativas sobre las actuaciones extraviadas.

Postura en contrario

Consultada por RADIO CIUDAD, la fiscal Dra. Liliana Luppi, prefirió no efectuar una entrevista al aire, pero argumentó que el cuerpo judicial extraviado, “consta de solo seis páginas”, y no incide en el curso de la causa, dada las actuaciones que figuran en el resto del expediente.

También, el Defensor Nº2 y representante de las familias de las víctimas, Dr. Matías Jacheski, en contacto con este medio, señaló que el inconveniente sería subsanado en breve, ya que este tipo de extravíos suelen ocurrir momentáneamente en los estrados judiciales.

Consultado al respecto, decidió omitir su opinión sobre el desarrollo judicial de este hecho horrendo, “porque es una causa muy compleja, por las características que tiene desde su descubrimiento, y además tiene a personas que están detenidas y a las cuales se les debe respetar su presunción de inocencia”.

Vale destacar que, por este doble femicidio, se encuentran privados de su libertad Hugo Sosa, Josué Luna y José Tévez.