Las intensas lluvias aportaron un gran caudal al San Roque

En la noche de este miércoles se produjo una importante crecida del río San Antonio, luego que en horas de la tarde los densos nubarrones descargaran su furia en las sierras cordobesas. Las mayores precipitaciones se produjeron en la zona de Traslasierra y Calamuchita, donde los cursos de agua crecieron de manera importante.

Lago San Roque.

Anoche en los ríos San Antonio y Cosquín, principales afluentes del lago San Roque, ingresó un importante caudal que ayudaron a elevar el nivel del embalse.
La jornada de este miércoles fue agobiante y el termómetro alcanzó los 36 grados. En horas de la tarde, sobre las Altas Cumbres se produjo la caída de granizo acompañada por fuertes vientos y mucha lluvia.

El jefe del área de Defensa Civil de la Provincia de Córdoba, Diego Concha, informó que el viento hizo rotar la lluvia y evitó que la tormenta golpeara con fuerza el Valle de Punilla.

En Traslasierra

La naturaleza volvió a demostrar una vez más su furia y ese rigor se sintió en el valle de Traslasierra. Fuertes vientos, intensa pedrea y una abundante lluvia hizo crecer los ríos. Los primeros impactos se vieron en la temprana crecida del río Mina Clavero y el Río Chico de Nono. A la altura del balneario «Paso de las Tropas», el río creció por encima de los 4 metros. En tanto, sobre el Panaholma y el Mina Clavero los picos ascendieron a los 3 metros.

100 milímetros para Calamuchita

El Río La Suela que nace en Copina y que atraviesa parte del valle de Calamuchita y la zona de Paravachasca, creció por encima de los cinco metros, producto de los 100 milímetros que cayeron en poco menos de una hora de lluvia. Al cierre de esta edición, en Villa La Bolsa, el vado 9 de Julio estaba cortado al paso de vehículos porque el agua pasó por encima, del mismo modo que el puente de Villa Los Aromos, por lo que personal policial y de Defensa Civil controlan la zona.

En Alta Gracia, el arroyo Chicamtoltina tuvo un incremento de entre 50 a 60 cm y un metro hacia los laterales del cauce normal, aunque no llegó a la altura de los puentes por lo que el tránsito es normal. En la zona de Anisacate el río creció más de tres metros, advierten las autoridades, aunque en las zonas más altas habría superado los cinco metros.

Compartir