Bajante de los ríos: “No hay perspectivas de que mejore la situación hasta diciembre”

El titular de la Administración Provincial del Agua, reiteró en CIUDAD TV que estamos “en presencia de un hecho histórico”, y que las lluvias que se esperaban para octubre en la alta cuenca del Paraná y Paraguay, pasaron luego para noviembre y ahora las anuncian para mediados de diciembre. Dos dragas trabajan en el muelle de YPF y la semana próxima entraría un gran buque con combustible. En el interior la situación no es tan grave. Preocupa la toma de agua de SAMEEP, en el riacho Barranqueras, “que debería captar agua del Paraná”.

Bajante del río Paraná. (Foto: Diario La República)

El problema es recurrente para la zona y preocupa. Por ello, el titular de la APA, Francisco Zisuela, sentenció desde el primer momento que, “no hay perspectiva que mejore la situación, es histórico lo que está pasando. Informan que para fines de noviembre tendremos en 1,90 metros el hidrómetro en Barranqueras, por lo que es muy complicada la situación. Es una bajante en toda la cuenca y, aparte, cuando lleguen las primeras lluvias importantes – tanto las represas Yacyretá como Itaipú – seguramente las van a retener, porque las necesitan”.

Sobre esas tan esperadas y necesitadas precipitaciones, recordó que “primero era en octubre, después noviembre, y ahora están pasando las precipitaciones para mediados de diciembre. Es preocupante para SAMEEP, que está teniendo problemas y por eso se pide a los vecinos que regulen el uso del agua. Es vital y cuesta muchísimo”.

Francisco Zisuela en “Agenda Circular”.

Confirmó luego que “tenemos dos dragas trabajando en el muelle de YPF, y si Dios quiere la semana que viene podría estar entrando un buque grande con combustible; pero todo el trabajo se realiza sin recibir ningún apoyo de Nación, ni un peso. Todo con fondos propios de la provincia”.

“Hoy estamos por debajo de los 2 metros en el hidrómetro de Barranqueras, cuando la media es 4,80 metros, y ahora está en 1,97. Basta con ver que en el túnel subfluvial, en Paraná-Santa Fe, se está viendo la parte de arriba del mismo, y hay lugares que de 15 metros de profundidad se bajó a 2 metros”, precisó el ing. Zisuela.

No ocurre lo mismo en el interior, porque según el funcionario “están bien. La última lluvia permitió recargar los reservorios en aquellos lugares como Villa Angela y otras localidades que los tienen, pero igual estamos haciendo transporte de agua en camiones a varios lugares”.

Volvió a retomar el tema de SAMEEP, y explicó que “lamentablemente la toma está en el riacho Barranqueras, porque si la hubieran hecho en el Paraná, no tendríamos este problema”. E insistió en que “necesitamos que la toma de agua esté sobre el río Paraná”.

Por último, el ing. Francisco Zisuela mencionó que “hemos enviado técnicos a capacitarse en Córdoba, para poder tener siempre una ‘alerta temprana’ para situaciones de emergencia climática”. Aclarando que, actualmente, “la situación en APA está tranquila, hemos solucionado algunos reclamos. Estamos terminando bien la gestión y la dejamos ordenada”.

Compartir