“La Corte reconoció que hubo una violación notable de la intangibilidad de los salarios de los jueces”

Así lo sostuvo el presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios Judiciales del Chaco en CIUDAD TV, tras analizar el fallo de la Corte Suprema que revocó la decisión de equiparar los sueldos de jueces provinciales al de los Federales. “Los que llegamos a la Corte fuimos nosotros, no hay otra provincia que haya llegado a esta instancia. Actualmente somos 230 o 240 jueces, pero  también entran muchos funcionarios que tienen las mismas garantías de intangibilidad", aseguró.

Gustavo Serrano, presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios Judiciales del Chaco

“Este es un fallo del STJ que hizo lugar a los amparos sobre los sueldos a futuro de los magistrados, porque se venía vulnerando la intangibilidad, y así estableció un método para la recomposición de los salarios. Llegó a la Corte en el 2014 y ésta dictó un fallo que tiene dos puntos: por un lado revoca el fallo y por el otro dice que no se estableció cuál es el perjuicio a los amparistas”, indicó Serrano.

Advertisement

Recordó que “el fallo del STJ hizo un estudio de los salarios desde 2004 hasta 2014, comparando con los demás jueces de la Argentina y particularmente con la Justicia Federal, donde se demostró el deterioro de los mismos. Se acogió el amparo y decidió para el futuro cómo deben ser los salarios, informando a la Legislatura como deben ser los sueldos”.

Cabe recordar que la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con los votos de los jueces Rosenkrantz, Highton de Nolasco, Lorenzetti y Rosatti, revocó la sentencia dictada por el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia del Chaco que hizo lugar a un planteo de jueces de esa provincia, por afectación de la garantía de intangibilidad de sus remuneraciones; el juez Maqueda votó en disidencia y rechazó la demanda. Sobre este caso se sustentaban los pedidos de incremento salarial del ministro Rolando Toledo.

“La Corte lo analiza, después de 5 años, y llega a la conclusión de que efectivamente hubo una violación notable de la intangibilidad de los jueces, cosa que no fue materia de agravio por parte de la Provincia”, señaló el titular de los Magistrados chaqueños. Pero a la vez, reflejó que “lo que no hicieron fue cuantificar el daño y cuánto el resarcimiento que debían tener, que debió hacerse desde la demanda y no desde el momento del fallo del STJ. En cuanto a lo que establecieron para el futuro, es una violación a la Constitución porque debe hacerlo la Legislatura por ley y en eso también se revocó la sentencia. Es decir que nos revoca un amparo y nos hace lugar en parte a la sentencia revocada”.

Sostuvo que corresponde entonces “calcular los daños y establecer cómo se hará para el futuro. Esto es como seguir litigando, esperando una sentencia que resuelva el caso, y esperar a ver qué hace la Legislatura”; y comparó que “en relación a la Justicia Federal, hoy estamos casi en un 100% de inferioridad con los sueldos e igual ocurre comparando con este Poder de otras provincias”.

Opinó Gustavo Serrano que “la Legislatura nunca tomó la resolución del problema, y del año 2014 a la fecha tampoco tenemos una ley, aunque haya una recomposición que mejora nuestra posición. Este reclamo ya lleva 14 años, no nació ayer. Posiblemente había la misma crisis que ahora, pero no poder recomponer nuestros salarios es también estar en crisis”.

Luego se preguntó cómo se soluciona esta situación, respondiendo que “sentándose las partes, entrando a establecer acuerdos a largo plazo, porque cuando hay buena voluntad todo se puede solucionar. Cuando uno llega a litigio es porque no hay interlocutor. Esperemos que esta nueva gestión nos encuentre dialogando con la Legislatura, porque es un reclamo salarial de mucho tiempo y de alguna manera hay que solucionarlo”.

Comparando la situación a nivel nacional, afirmó que “los que llegamos a la Corte fuimos nosotros, no hay otra provincia que haya arribado a esta instancia. Actualmente somos 230 ó 240 jueces, pero  también entran muchos funcionarios que tienen las mismas garantías de intangibilidad, y queremos la solución para todos”.

Concluyó Serrano su análisis de la situación, sosteniendo que “el Chaco merece una solución definitiva en lo salarial con la buena voluntad de la gente, y los políticos tienen que poner lo mejor de sí, que no haya tanto prejuicio hacia el Poder Judicial. Cada uno que se haga responsable de las omisiones que hubo en su momento”, haciendo saber que en este proceso litigioso, “amparistas hoy quedan unos 250, ya que algunos se jubilaron y otros fallecieron”.

 

Compartir