La Cámara Penal de Apelaciones revocó la libertad de un acusado por abuso sexual a una niña de 10 años

La Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional revocó dos decisiones de la jueza de Garantías nº1 María de las Mercedes Pereyra. Primero, rectificó el cambio de carátula de la magistrada de "abuso simple" a "abuso sexual con acceso carnal, en dos hechos, en concurso real". Además, revocó la libertad otorgada al imputado por el abuso de una niña de 10 años y dejó firme su orden de detención.

En marzo de este año, los padres de la víctima se contactaron con CHACO DÍA POR DÍA a fin de hacer público su pedido de justicia. Su hija, de 12 años, luego de una clase de Educación Sexual Integral confesó a su madre que había sido sometida por el hombre de 24, cuando ella tenía sólo 10 y él era allegado a la familia. Los hechos ocurrieron en su propia casa.

La denuncia de los progenitores hacia A.E.C.G. se realizó ante la Unidad Descentralizada de Atención a la Víctima y el Ciudadano y la causa recayó en la Fiscalía N°6 que encabeza el fiscal Roberto Villalba, quien la caratuló como “Abuso sexual con acceso carnal”. El 25 de marzo, tras el pedido del fiscal, el hombre fue detenido en la Comisaría Tercera de Resistencia. Pero cuando la jueza María Mercedes Pereyra del Juzgado de Garantías N°1 tomó el caso, procedió al cambio de la calificación y lo caratuló como “Abuso simple”, a la vez que ordenó la libertad del agresor a quien le fijó una caución real de $40 mil pesos. El hombre recuperó su libertad luego de haber estado sólo tres días detenido.

En abril, tanto el fiscal como el abogado querellante interpusieron sendos recursos apelando al fallo con el que se cambió la caratula de la causa, ante la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional. Sin embargo, en mayo fue denegado el recurso y se ratificó la calificación.

A pedido de la familia, la niña volvió a declarar en Cámara Gesell en junio.

Prisión preventiva ratificada 

El fiscal Villalba interpuso un recurso de casación contra la Resolución 62/19 donde la Cámara de Apelaciones rechazó el recurso interpuesto por el Ministerio Público Fiscal (en su persona) y por la familia de la víctima, y confirmó lo que dictaminó la jueza Pereyra en marzo.

El 16 de octubre, el Tribunal que conforman Mercedes Riera, Héctor Geijo y Gustavo Serrano hizo lugar a dichos recursos y el 23 de ese mismo mes dio lectura a los fundamentos en los que rechazó planteos de la defensa y avaló la primera caratulada de “Abuso sexual con acceso carnal, en dos hechos, en concurso real”. Además, revocó lo que también fue resuelto por la jueza Pereyra el 28 de agosto, cuyos fundamentos se leyeron el 4 de septiembre, quedando firme la orden de detención del imputado en la causa, ordenada por segunda vez el 13 de agosto.

Según explicó la madre de la niña en diálogo con este medio, “el 13 de agosto se llevó a cabo la audiencia de apelación en el Juzgado de Garantías Nº1, a cargo de la jueza María de las Mercedes Pereyra donde ella, nuevamente como la vez anterior le otorga la libertad por entender que no corre peligro de entorpecimiento la causa. Nosotros apelamos a esa decisión. La apelación fue el 27 de septiembre en Casación”. Ahora, la Cámara revocó el fallo de la jueza Pereyra e hizo lugar al pedido de detención de los padres de la menor.

No obstante, hubo una nueva presentación de la defensa, “el último día, en la última hora, presentan un recurso de casación cuestionando la decisión de los tres jueces”, por lo que ahora esperan que se rechace ese planteo y quede firme el pedido de detención del imputado en la causa por el abuso de su hija.

“Resalto la decisión de los tres jueces que no dudaron en revocar el fallo y nuevamente ordenar la detención. Todavía no está detenido porque a último momento la defensa presentó ese recurso el miércoles pasado (6 de noviembre). Nuestra impotencia es por saber que hace lo que quiere. Es una persona que trabaja en casas particulares”, expresó la mujer.

Repudio y presentación ante el Colegio de Psicólogos del Chaco

En este contexto, otra de las presentaciones de la familia, que lleva la firma de la madre, fue una presentación ante el Presidente del Colegio de Psicólogos del Chaco contra el psicólogo de parte que elaboró los informes psicológicos de la defensa al respecto de la segunda Cámara Gesell a la que debió ser sometida la niña.

En el documento de dos páginas, cuestiona y pide explicaciones sobre la presentación del profesional siendo que entiende que “en el mismo se han violado totalmente los derechos a la intimidad de mi hija niña porque el mismo cuenta con fotografías que han sido tomadas por el perito de parte del CD de videograbación en el acto de realización de la Cámara Gesell”, por lo que plantea la “flagrante violación”, del artículo 16 de la Convención de los Derechos del Niños y la Ley 26.601 de Protección Integral de los derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, en su artículo 22 donde se consagra el derecho a la dignidad.

También señala la “flagrante violación” de las “100 Reglas de Brasilias para las Personas en Condiciones de Vulnerabilidad “, donde se hace especial mención al derecho a la intimidad y la protección de la imagen de los niños, en su artículo 82.

Menciona además que la imagen fue capturada sin ninguna autorización de sus progenitores.

Bajo estos argumentos, solicita “como madre de la niña”, a la Comisión Directiva del Consejo de Psicólogos del Chaco que, “a través de un Tribunal de Ética -si lo hubiere- se apliquen las sanciones administrativas pertinentes a este asociado” y formula en el mismo acto “reserva de promover contra el mismo las acciones legales pertinentes”.

Notas relacionadas 

Declarará por segunda vez en Cámara Gesell la niña víctima de abuso sexual

Apelaron la decisión de la jueza Pereyra, de excarcelar bajo fianza al presunto violador de una niña

Liberan bajo fianza a un acusado por abuso sexual infantil; desesperado pedido de justicia de la familia de la víctima

 

Compartir