“El juicio por jurados es una revolución para la forma de ejercer nuestra profesión de abogados”

La consideración pertenece al doctor Víctor del Río, Juez de la Cámara en lo Criminal del Chaco, y uno de los precursores del nuevo sistema judicial. Valoró en CIUDAD TV el funcionamiento del mismo, la actuación de la juez, la emoción de la recepción y despedida del Jurado. Concluyó señalando que “estamos devolviendo al rol del abogado la capacidad de litigar”.

Víctor del Río en "Agenda Circular".

“Todo lo que estaba previsto se realizó, incluso en menos tiempo de lo previsto, desarrollándose de manera transparente y limpio, y se logró el veredicto en tiempo. Previo a esto hay una etapa preparatoria que llevan a cabo los Fiscales de Investigación y, en algunos de los delitos, se envía a la oficina de Juicio por Jurados y se cumplen los trámites y el sorteo de juez”, explicó el doctor del Río.

Destacó de inmediato que hubo “una juez que engalanó este juicio por jurados”, recorrió los distintos pasos del proceso, que incluyeron “una audiencia preparatoria donde discuten las partes en presencia del juez” y el papel de cada participante del proceso. Marcó luego que “después está la Convención, o sea qué cosas no es necesario discutir y se purifica el proceso para no complicar el proceso con esas cuestiones”.

Habló además de la selección del Jurado entre 40 personas, donde finalmente quedan los 6 titulares mujeres y 6 titulares hombres y los suplentes, y observó que “el juicio se inició con un acto que fue trascendente para todos”.

Otro aspecto destacado es que “el martillo que dispuso el tribunal, fue elaborado por Fabriciano Gómez, con el cariño y comprensión que todos saben y fue entregado a la presidenta del Superior Tribunal de Justicia y a la señora Juez. En el juicio la misma estuvo impecable, lo manejó magistralmente”. Señalando que “este tipo de instancia es la primera vez que se transmite desde nuestro propio ámbito de Prensa”.

“La emoción de recibir a los jurados no la van a olvidar jamás, ni ellos ni nosotros. Tiene un alto contenido cívico y fue un saludo de respeto al soberano. Me dediqué mucho a mirar al Jurado y después del juramento hay que ver como se empoderan de eso y la seriedad con que siguen todo el juicio. Es una experiencia maravillosa. Ellos no se dejan engañar por las articulaciones técnicas ni jurídicas”, acotó el Juez Del Río, quien subrayó que, en este caso, “el imputado no habló, pero tiene la opción de hacerlo”.

Volvió a tocar el nuevo sistema, refiriendo que “es una forma totalmente diferente de litigar. Cuando se habla tan mal de la función pública, ver tanta gente trabajando para esto, es excelente; y lo hicieron hasta en fines de semana para tener todo en condiciones. Sentir estos frutos nos hace sentir orgullosos, porque es realmente una revolución para la forma de ejercer nuestra profesión de abogados. Hay una gran preocupación en el ambiente para estar a la altura de las circunstancias y así estamos devolviendo al rol del abogado la capacidad de litigar”.

Más adelante, explicó que “estamos haciendo lo que es un sistema republicano, que es la oralidad. Estamos cambiando la forma de hacer justicia y ojalá se traslade a todos los ámbitos del Poder Judicial. Ahora hay una audiencia posterior que tiene que ver con la fijación de pena y para esto hay un plazo de 5 días, o sea será la semana que viene.

Insistió en destacar que solamente puede apelar la defensa”, y finalizó considerando que “la despedida a los jurados, por ser la primera vez, también fue muy emotiva”.

Compartir