El IDACh repudió el golpe y expresó solidaridad con el pueblo del Estado Plurinacional de Bolivia

El presidente del organismo que representa a las tres etnias indígenas del Chaco, Orlando Charole, repudió el golpe de Estado perpetrado contra el presidente del vecino país, Evo Morales Ayma, y expresó solidaridad con el pueblo boliviano.

El presidente del Instituto del Aborigen Chaqueño (IDACh), Orlando Charole, junto a referentes de las distintas organizaciones comunitarias expresaron “en primer lugar nuestras oraciones por toda la patria de Bolivia, ojalá se pueda lograr el cause de la paz para el Estado plurinacional, que esa paz sea durarera, sobre a todos los pueblos hermanos de los pueblos originarios. Asimismo, nuestro respaldo incondicional para un hijo de este Abya Yala, que es el hermano Evo”.

“Lamentablemente, Evo ha sido objeto de toda esa barbarie como hace quinientos años atrás, hoy está siendo perseguido por una élite, quienes han obligado a renunciar, cuestión que es inaudita en la historia nuestra como continente de obligar a un presidente elegido por el pueblo a través del sufragio”, denunció Charole.

En ese contexto, recordó que “la histórica derrota de los partidos tradicionales y de los sectores conservadores de extrema derecha ocurrida en octubre de 2003, en el marco de lo que se conoce como la guerra del Gas, con la expulsión del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Losada, dio pie a una nueva forma de gobierno de carácter progresista y de inclusión social al cual se lo denominó Proceso de Cambio”. “Sin embargo” -puntualizó Charole, “la derecha no murió, aunque debilitada, desde la misma asunción del presidente Morales siempre estuvo presente como oposición. Paulatinamente se fue rearticulando y ejecutando diferentes estrategias de obstaculización y conspiración, la mayoría ilegales y poco éticas teniendo un punto extremo en el llamado Golpe Cívico Prefectural, como durante el proceso de la Asamblea Constituyente (2006-2009), en donde promovieron peligrosamente la división del país con apoyo de los EEUU, para frenar la aprobación de una nueva Carta Magna”.

En este sentido, el titular del IDACh sostuvo que “hay que terminar en todos los países en esta Latinoamérica la injerencia de cualquier país extranjero como EEUU, a quienes responsabilizamos por estas atrocidades que se están viviendo en el país hermano del Estado Plurinacional”.

“Es un golpe de Estado lo que se está viviendo en Bolivia. Desplazar a un presidente constitucional no tiene otro nombre: es un golpe de Estado y creo que merece el repudio de todo Latinoamérica, y debe haber un pronunciamiento de los jefes de Estado al respecto”.

Asimismo, pidió que, tal como lo hizo el presidente electo Alberto Fernández y la “compañera” Cristina Kirchner, se pronuncien el gobernador Domingo Peppo y el electo Jorge Capitanich “porque lo que esta pasando nos afectado a todos”.

Por último, instaron “a todas nuestras compatriotas de las comunidades indígenas de pronunciarse por lo que está pasando en el país hermano de Bolivia porque es una situación que nos toca a todos como pueblos indígenas y como región, esperamos que nuestro hermano Evo pueda volver pronto a su amada Bolivia”.

 

Compartir