“El salario de muchos de los trabajadores judiciales está por debajo de la canasta familiar”, sostuvo Graciela Aranda

El viernes se concretó el paro convocado por el Sindicato de Empleados Judiciales del Chaco, en razón de la falta de cumplimiento con una convocatoria pendiente a fin de reabrir las paritarias del sector que reclama actualización de porcentajes. "Estamos concluyendo el año con una situación muy crítica", manifestó la dirigente del gremio.

Graciela Aranda, secretaria General del Sindicato de Empleados Judiciales del Chaco.

La secretaria General del Sindicato de Empleados Judiciales del Chaco, Graciela Aranda, dialogó con CIUDAD TV sobre el plan de lucha que ahora activaron en coincidencia con el recambio de autoridades gubernamentales. Inició con un paro de 24 horas que realizaron el viernes y ahora

“La situación, para todos los trabajadores en general, es muy crítica. Pero también es cierto que en este último proceso se agravó la situación de los compañeros judiciales en cuanto a que las pautas que se dieron, aun después del segundo trimestre en agosto fue un porcentaje elevado y para abajo no quedó de la misma manera sino todo lo contrario”, reclamó.

Comentó que frente a ese esquema surgió un compromiso  para reunirse en septiembre, “más probable octubre, pero hoy ya estamos en noviembre y lamentablemente ese compromiso no llega en cuanto a buscar una salida para que no terminemos con las manos tan vacías, como estamos, antes de fin de año”.

Explicó que esta definición hizo que en la asamblea de la semana anterior se avance con una medida de fuerza  para “visibilizar” el escenario complejo que atraviesan los trabajadores judiciales.

“El salario de muchos de los trabajadores judiciales está por debajo de la canasta familiar”, dijo Aranda y reiteró que reclaman la atención del Ejecutivo, “que se abran las puertas para buscar consensos”.

Compartir