La Universidad Popular cumple 90 años de historia

Atilio Fanti, quien encabeza la Comisión Directiva de la histórica Casa de Estudios, visitó los estudios de CIUDAD TV y recorrió buena parte de la historia de la Universidad Popular que se alza en la esquina de Mitre y Santa Fe, inaugurada en 1942 por el entonces intendente socialista Juan Ramón Lestani, siendo aún territorio nacional.

Atilio Fanti, presidente de la comisión Directiva de la Universidad Popular.

El presidente de la Comisión Directiva de la Universidad, Atilio Fanti, visitó este miércoles los estudios de CIUDAD TV, en el marco del aniversario Nº 90 de la Casa de Estudios que, según afirmó, empezó a funcionar “con todas las vicisitudes propias de la Argentina”.

“Es una entidad educativa cuyo edificio se inauguró en 1942, pero lo más curioso es el hecho de su Fundación”, recalcó y recordó que se realizó a través de una asamblea popular. “Estamos hablando de un Resistencia que tenía 10 mil habitantes en aquel entonces, así que la participación ciudadana y la vida comunitaria era muy diferente”, destacó.

Aquella asamblea popular que recuerda Fanti se realizó en el entonces Teatro Olimpo, ubicado en el conocido Edificio Olivetti, en la peatonal de Juan Domingo Perón. “Ahí funcionaban unos bares y billares, y a lado estaba el Teatro que era el espacio cultural de la ciudad de aquellos tiempos”, dijo rememorando también esas postales de la antigua Resistencia.

“La asamblea duró tres meses porque no se ponían de acuerdo en la denominación. A algunos les parecía que el término universidad no se ajustaba al tipo de enseñanza así que hubo una fuerte resistencia, pero descubrieron que en 1919 se había fundado una Universidad Popular en Corrientes”, comentó. Recordó que las universidades populares se multiplicaron a lo largo de la Argentina en esa misma época, que “hubo 23 de ellas en el país” y que fueron fundadas por el socialismo que trajo “estas ideas” desde Francia.

Contó que, en aquel tiempo, Resistencia venía creciendo a nivel demográfico. “Se empezaban a erradicar industrias y fábricas y comenzó a notarse un éxodo del campesinado hacia la ciudad en búsqueda de mejores perspectivas. Así que esto hizo que algunos, como Juan Ramón Lestani pensaran en que había que armar una escuela de oficios para la enseñanza y la inclusión de los jóvenes en la vida laboral, en el comercio, en la industria”.

Las primeras enseñanzas de la institución se vincularon a la dactilografía, telegrafía, corte y confección. “Y comenzaron en lugares alquilados, en casas particulares. Hasta que Lestani consiguió el predio en donde hoy está radicada la sede de la Universidad Popular y él, como intendente, el primer intendente socialista de la argentina, un hombre con una visión progresista. Así que, desde esa misma institución que él condujo varios años se creó la escuela de Comercio, el Nacional. La propia Junta Promotora de la Universidad Nacional del Nordeste funcionó allí. También, inicialmente la Facultad de Arquitectura tuvo su funcionamiento en el edifico de Mitre y Santa Fe. Así que allí se fueron generando las estructuras educativas que la ciudad iba reclamando”.

Mencionó que desde años anteriores ya funcionaba la escuela Normal “Sarmiento” aunque aclaró que, “aunque parezca increíble, hasta finales de la década del 40` nuestros docentes venían de Corrientes a pesar de que teníamos egresados”. Explicó que cómo aún era territorio nacional, “y Corrientes tenía senadores y diputados, siempre hubo una influencia política y una postergación de nuestro Chaco”. “De ahí también esa historia de desencuentros que tenemos con los correntinos”, añadió como dato histórico.

En 1942 fue inaugurado el edificio de la Universidad Popular en esa esquina histórica. “Para aquel tiempo, resistencia tenía 50 mil habitantes aproximadamente. Así que era un edificio monumental para la ciudad donde había más baldíos que casas. Para que nos demos una idea de cómo era nuestra ciudad que hoy está totalmente poblada”, señaló.

Apuntó que, en aquel entonces, la construcción del edifico “fue muy objetada porque era una obra extraordinaria y era apenas un edificio con planta baja y un primer piso, pero para el tiempo era muy llamativo. Así que el diario El Territorio y los sectores conservadores de la ciudad se opusieron mucho a Lestani y él avanzó igual”. “Él, siendo intendente, le otorgó a la entidad que él había estado presidiendo, un crédito de $150 mil para la construcción del edificio. Se lo da en el año 39 y se termina de cancelar en el año 52 así que pagó todas sus deudas.

“Esto es parte de una historia muy apasionante”, expresó.

 

Compartir