Caso ‘Japo’ Verón: “Es el hecho más aberrante que los médicos recuerdan en su experiencia profesional”

Así la consideró vertida el doctor Paulo Pereyra en CIUDAD TV, al analizar la condena al despreciable sujeto por el abuso sexual, gravemente ultrajante contra un niño de 6 años, en el año 2014. La Cámara decidió que fueran 38 años de prisión, por haber arrasado la infancia del pequeño y ocasionado un grave daño a la salud física y psíquica, por el cual aún sigue internado en el Hospital Garrahan de Buenos Aires.

Dr. Paulo Pereyra y el 'caso Verón'.

El doctor Paulo Pereyra señaló que la sentencia se leyó primero a los padres y a la defensa, admitiendo que la familia “estaba muy movilizada por esto”. Pero remarcó que, “es bueno destacar que luego de la captura de Japo Verón se aceleraron todos los tiempos y hay que reconocer el trabajo de la Fiscalía”.

El abogado querellante reiteró que “hay un chico que está totalmente incapacitado y todo el núcleo familiar devastado por este crimen, y sin dudas el informe de los médicos fue determinante. Toda la acusación se basó en los informes médicos que han sido contundentes, y los resultados de la Cámara Gesell. Los padres asistieron a dos audiencias y, luego por una auto preservación psíquica, resolvieron no ir más”.

Reveló que los padres de la víctima, “estaban expectantes. Ellos están bien, siendo que todo esto es una situación muy delicada. Esta sentencia obliga a seguir monitoreando la cuestión asistencial y la familia merece el acompañamiento del Estado; sin dudas, todo esto arrasó la infancia del menor y es parte de los delitos que se le imputaron a Verón”.

Cabe recordar que Omar Alberto ‘Japo’ Verón fue condenado a 38 años de prisión efectiva por la salvaje agresión sexual contra un niño de seis años – en el año 2014 – quién aún padece las graves secuelas físicas y psíquicas del violento episodio. El contundente veredicto fue dictado por la Cámara Primera en lo Criminal de Resistencia, que preside la camarista Hilda Alicia Cáceres de Pascullo, y completan sus pares Glenda Vidarte y María Virginia Ise.

Verón fue condenado, ‘como autor del delito de abuso sexual gravemente ultrajante, en concurso ideal con corrupción de menores agravada por el vínculo ascendiente, en concurso real con abuso sexual con acceso carnal agravado por el grave daño a la salud física y psíquica del sujeto pasivo y con la participación de un menor de edad’.

El doctor Paulo Pereyra aceptó que “nunca tuve otro caso de esta resonancia; incluso en lo personal este caso fue muy movilizante e impactó en los operadores judiciales. Los médicos han sido contestes en decir que fue el caso más aberrante que recuerdan en su experiencia profesional”.

Pese a lo indignante del hecho, “siempre se respetaron las garantías constitucionales de esta persona ya condenada. La familia, la Fiscalía y la querella, siempre pidieron una condena acorde con la gravedad del delito”. “La víctima ya va a hacer 4 años que está en Buenos Aires, postrado, incapacitado; algo que a un niño no le debiera pasar. Hoy tendría que estar jugando”, lamentó al finalizar.

Compartir