División Canes de la Policía del Chaco, un trabajo esforzado para cubrir una variada demanda

David Romero, Oficial Ayudante, y Horacio Cornut, Oficial Subayudante, visitaron CIUDAD TV junto a “Brisa”, una perra ovejera belga, y su guía, explicaron los métodos de enseñanza que se utilizan para lograr “las mejores utilidades” en la fuerza policial que integran.

Los oficiales Cornut y Romero, junto a la perra Brisa, en "Tarde de Ciudad".

Los integrantes de la División Canes de la Policía del Chaco, David Romero y Horacio Cornut, comenzaron agradeciendo el espacio de difusión, porque “es bueno que se vea nuestro trabajo. Ayer, lunes, se inauguraron nuevas instalaciones, que son caniles, 22; es decir, las casas de nuestros perros, con un drenaje especial, techo y todo lo necesario. Y se inauguró además un Museo”.

Indicaron inmediatamente que “a todos los canes se intenta sacarle las mejores utilidades. Hay una raza para cada función. Por ejemplo búsqueda de sustancias –drogas-. Intentamos dar un mejor servicio en búsqueda de personas desaparecidas o prófugas, rastreo, etc.”.

Y revelaron que “todas las fuerzas en los inicios trabajaban con el Pastor Alemán, un perro muy inteligente y que sirve para múltiples funciones, como seguridad, destrezas, eventos deportivos, búsqueda de narcóticos, etc.”; pero agregan inmediatamente que “hoy en día se intenta cambiar al Pastor Alemán por el Pastor Belga, que comienza con disciplina, destreza y después para seguridad. Se llegó a la conclusión de que esta raza aprende mucho más rápido y rinde más tiempo trabajando”.

Explicaron además todo lo que hace al entrenamiento, para el cual “hay que tener en cuenta muchos factores, porque cada animal tiene su temperamento. Una edad promedio para iniciar el adiestramiento sería los 4 meses y hay que identificar el carácter que tiene, de acuerdo a eso sabremos qué tan rápido va el aprendizaje. Después hay que ver qué tan inteligente es el animal. Porque ellos tienen la denominada inteligencia genética, la funcional (para ver qué tan rápido aprende) y la adaptativa. Eso lo identifica el guía que está siempre desde el inicio junto al animal”.

Acotaron que “un guía puede tener más de un animal a su cargo, pero un perro no puede tener varios guías”.

Describen con apasionamiento lo que es su actividad diaria, en contacto con los perros, y dicen que “el animal puede detectar lo que uno le enseña. Tienen un olfato y un oído muy agudo y se trata de jugar y buscar ese instinto de presa, con premios cuando responde adecuadamente. El guía tiene que buscar la forma de que el perro le preste atención, mediante el uso de un juguete (pelota, chorizo, etc.), se trata de que ame su objeto. A ese juguete se le impregna de un olor, se lo esconde, y el can sabe que, encontrando ese olor, encuentra su rrecompensa. Y cuando se le da la orden de “busque” lo hace porque encontrando ese olor estará su juguete, para así poder jugar”.

Las explicaciones siguen durante varios minutos, mencionando que cuentan con un plantel de 24 perros, ya que el lunes se dio de baja a uno, y mencionaron las diferentes acciones a desarrollar en cumplimiento de sus funciones, que va desde la búsqueda de sustancias –drogas, pólvora, etc.-, de personas, rastreo, seguridad, control de eventos deportivos o de cualquier tipo con gran afluencia de gente y otros obstáculos o elementos.

Compartir