Alertan que el nuevo cepo macrista “ataca al pequeño ahorrista pero no a los grandes”

“Es una aspirina para una enfermedad que se ha venido profundizando en todos estos años”, así definió el economista y secretario adjunto de la CTA de los Trabajadores del Chaco, Rubén Serruya, la medida del Banco Central de restringir la compra de dólares a 200 por mes, que no alcanza ni a importadores ni a quienes viajen al exterior.

Rubén Serruya, economista y secretario adjunto de la CTA Chaco

El economista y secretario adjunto de la CTA de los Trabajadores del Chaco, Rubén Serruya, analizó la última medida del gobierno nacional que, en pleno escrutinio provisorio de las elecciones del último domingo, decidió reducir de 10 mil a 200 dólares mensuales el cepo a la compra de dólares para “proteger” reservas del Banco Central cuando en lo que va del año ya se dilapidaron más de 20 mil millones de dólares.

Advertisement

“Esto viene después de la brusca devaluación después de las PASO que se estableció un cepo parcial de 10 mil dólares. Lo que hizo el gobierno no funcionó y ahora lo que hace es agudizar ese cepo y establece un cepo total o de doscientos dólares por mes vía cuenta bancaria y cien dólares en el caso de efectivo”, explicó Serruya. Sin embargo, aclaró que “las restricciones no son para los empresarios que quieren importar o comprar productos en el exterior ni tampoco para aquellos que quieren viajar al exterior”.

En ese contexto, economista consideró que “lo que hace es atacar al pequeño y no a los grandes ahorristas, porque quienes tienen mayor cantidad de pesos van a poder comprar dólares y viajar al exterior lo cual va a profundizar la caída de reservas que se viene sosteniendo desde hace un año”.

Serruya advirtió que “en lo que va del año se perdieron más de 20 mil millones de reservas y lo que hace el gobierno es tratar de frenarla y sostener el nivel del dólar. Recordemos que la devaluación pos PASO llevó al dólar a 58 pesos y hoy está en 63. Eso tiene un efecto directo sobre los precios y se está hablando de una inflación proyectada para fin de año del 55 por ciento y esto también provoca mayor recesión porque es una caída más brusca de los salarios de los trabajadores y trabajadoras de la Argentina”.

Advertisement
Compartir