El STJ analizará la absolución de un acusado por el abuso sexual de su hijastra

Se trata de un recurso de casación contra la absolución de un hombre acusado por el abuso sexual de su hijastra en la infancia. La víctima denunció penalmente a su anterior abogado querellante y a la fiscal de Cámara por no acusar al imputado y permitir su absolución. En ese sentido, reveló un “estado de indefensión y revictimización absoluto”

“Estado de indefensión y revictimización absoluta”. Así describió sus sensaciones la víctima de un caso de abuso sexual en la infancia respecto al accionar de la fiscal de la Cámara del Crimen de Villa Angela, Silvana Rinaldis, y su abogado querellante, Francisco Pajor Flores -ambos denunciados penalmente-, durante el juicio oral en el que la Cámara Tercera en lo Criminal de Villa Angela debió absolver a su padrastro ya que ninguno de los dos pidió pena para el imputado. Esa afirmación forma parte de la ampliación del recurso de casación presentado, antes de la feria judicial, ante la Sala Segunda en lo Criminal y Correccional del Superior Tribunal de Justicia contra la sentencia que absolvió a su abusador y sobre el cual, según pudo saber CHACODIAPORDIA.COM, el máximo tribunal debiera expedirse en las próximas semanas.

Advertisement

A través del patrocinio de su abogado Paulo Pereyra, la víctima A.V.G -quién hoy tiene 24 años, pidió al STJ que declare la nulidad de la sentencia dictada en favor del imputado L.A.R. y contra sus intereses como víctima y que, asimismo, disponga la realización de un nuevo juicio oral y público que le permita “un real y efectivo acceso a la verdad y la justicia, ambos pilares fundamentales de los derechos humanos que me han sido cercenados”. En ese contexto, también denunció penalmente a su exabogado y a la fiscal de Cámara y solicitó a las ministras de la Sala Penal, María Lucas e Iride Grillo, que tengan en cuenta esa denuncia así como también las filmaciones del juicio oral de las cuales, según afirma, “surge claramente mi estado de indefensión y revictimización absoluto”.

La víctima denunció a su exabogado Pajor Flores por presunta estafa y prevaricato de abogado por arrogarse su representación, y a la fiscal Rinaldis por incumplir sus deberes de funcionaria pública de no informarla sobre el estado de la causa y por no perseguir ni reprimir delitos al no acusar al imputado a pesar de las pruebas existentes, principalmente su propio testimonio.

Las irregularidades del juicio 

En mayo pasado, la Cámara Tercera en lo Criminal de Villa Angela absolvió a un acusado por el abuso sexual reiterado de su hijastra en la infancia. Pero no fue tras evaluar la acusación y los pedidos de pena de la Fiscalía de Cámara y de la parte querellante, simplemente porque éstos planteos nunca existieron. Es que la fiscal de Cámara, Silvina Rinaldis, y el abogado que supuestamente representaba a la víctima, Francisco Pajor Flores, no solo omitieron pedir una pena para el imputado sino que además pidieron su absolución, por lo que el Tribunal se encontró impedido legalmente de dictar una sentencia condenatoria.

Como si eso no bastase para despertar sospechas sobre la actuación de la representante del Ministerio Público Fiscal y el abogado querellante, la víctima denunció penalmente ante la fiscal de primera instancia de Villa Angela, Gisela Oñuk, que ambos le ocultaron el veredicto absolutorio del juicio y dejaron vencer los plazos legales para apelar la sentencia ante una instancia superior: la Sala Segunda en lo Criminal y Correccional del Superior Tribunal de Justicia.

Sin acceso a la justicia 

“Mi derecho a acceder a la justicia y obtener una sentencia útil fue menoscabado ya que ni siquiera tuve la oportunidad de ofrecer pruebas o controlarla para preparar el debate”, sostiene la presentación de la víctima ante el STJ. En ese sentido, mencionó que se citó a declarar a dos de sus ex parejas luego de que ella misma los mencionase en su declaración, y que uno de ellos -el que pudo ser localizado- no se encontraba preparado como sí lo estaban los testigos ofrecidos por la defensa provocando “una clara manifestación de desigualdad”.

Por otro lado, la víctima sostiene que los “acusadores” tampoco citaron su intento de suicidio ni lo relacionaron con el informe psicológico a los que “descalificaron en los alegatos” siendo que en los mismos surgieron, además, episodios de “severos golpes” del imputado contra su madre.

Según plantea en su escrito, durante las audiencias del juicio el abogado defensor se manifestó sorprendido de que no le haya referido a su ex pareja sobre los abusos reiterados de los que era víctima cuando “iba a bailar a la comparsa” o cuando “iba a hacer los bailes…”. “Esto no hace más que constatar la misoginia en la que se desarrolló el debate, remarco nuevamente en mi ausencia y sin que ni la Fiscal ni la Querella opusieran resistencia alguna a estos cuestionamientos”, precisa el escrito de A.V.G.

 

 

Advertisement
Compartir