Denunciaron un violento allanamiento en la vivienda de Lorena Saucedo, la chica asesinada en Villa Facundo

Francisca Rivero denunció un violento allanamiento producido este viernes a la mañana en su casa, cuando se encontraba con una de sus hijas y su nieto de 7 años. Un relato desgarrador de la madre de Lorena Saucedo, la mujer de 28 años asesinada en febrero de un disparo en el pecho. “¿Saben lo que es el dolor de haber perdido un hijo y que no te dejen en paz? Déjenme en paz”, pidió la mujer que dialogó con CIUDAD TV minutos más tarde, aún con su ropa desgarrada.

Francisca Rivero, madre de Lorena Saucedo, la mujer de 28 años que fue asesinada de un disparo en el pecho en febrero, en Villa Facundo.

Francisca Rivero es madre de Lorena Saucedo, la mujer de 28 años que fue asesinada de un disparo en el pecho en febrero de este año en Villa Facundo en medio de un altercado entre su familia y otra vecina. En contacto con el móvil de CIUDAD TV denunció que a las 9,50 de este viernes, aproximadamente, mientras se encontraban en su vivienda, “sentimos un ruido en el portón, como que lo abrieron, tenemos una malla sima como portón y un muro perimetral grande, y cuando abre la ventana mi hija me dice “Mamá, la policía”.

Una de las puertas de la viviendas.

Continuó el relato: “Cuando agarramos la llave para abrir la puerta sentimos el impacto, impresionante, me rompieron toda la puerta delantera, toda la puerta trasera, nos tiran al piso como si fuéramos delincuentes y empezaron a revisar mi casa, destruyeron la casa por todos lados”.

Identificó al COE como fuerza de actuación y contó que cuando se dirigió a los agentes, “me dijeron que me calle la boca porque ellos tenían una orden de allanamiento y que el fiscal de la Fiscalía Nº5 me iba a dar la información. Cuando entró el COE el Sr. Fiscal ni estuvo presente”, aseguró.

Posteriormente, ante la insistencia, “dijeron que buscaban un arma de fuego, no sé qué más, no me dijeron nada más. Cuando me dirijo al personal policial, me dice que me calle la boca. Y en eso, mi nietito desesperado, de siete años, les pidió que por favor calmen lo que estaba pasando, porque no paraban. Le dijeron que se calle”.

En la revisión de las tres motos, según relató la mujer, también las tiraron al piso incluso cuando ella ofreció la documentación de cada una. Mencionó a dos oficiales de la comisaría 7ma. “Cuando le pregunto si era una moto lo que buscaban y que yo tenía los papeles, me dicen que no. Una policía entonces me esposa, me tira en el piso, me arrastra, yo con una presión de 18, me rompen la ropa, me lastiman el codo, tengo la muñeca fisurada”, denunció.

“No sé qué pasó, dicen que tengo una denuncia hecha, quiero saber quién me denuncia. Le pido a la fiscal que se fije. Estas mismas personas mataron a mi hija, ellos se congregaron con la familia Fernández (sic) y la familia Grillo (sic) y me sacaron a mi hija. Cuando yo pedí ayuda por muchos medios,  nadie me dio ayuda. Hablo de medios de la justicia, del Juzgado, de las fiscalías. Les pedí ayuda a (Miguel) Fonteina, a (Jorge) Canteros, al mismo Gobernador, tengo pedidos de audiencia con el Gobernador para que me ayude por la situación que nosotros estuvimos viviendo durante 7 meses. Todas estas son denuncias (dijo mostrando un fajo de denuncias), y nunca le hicieron nada a estas personas, nunca fueron a reventar la casa como lo hicieron con la mía. Me rompieron y destruyeron todo. Esto es lo que pasa cuando uno pide justicia por un hijo muerto. Mi nietito tiene 7 años y un policía del comando le hizo callar la boca. No tiene noción que pasó por la muerte de su tía, porque a mi hija la mataron en presencia de este niño de 7 años. Ellos no tuvieron compasión”, denunció.

Llorando, la mujer relató que en la madrigada del domingo, “vengo y me encuentro con mi hija Yolanda llorando en el portón de mi casa y a su pareja en la esquina mirando. Le pregunto qué pasó y me dice “mami, me acaban de tirotear la casa. En ese momento me dice que fueron Y.S. y F.S. y vino la policía y levantó tres casquillos de una 9 milímetros y ahora denuncian que yo tengo un arma. ¿Saben lo que es el dolor de haber perdido un hijo y que no me dejen en paz? Déjenme en paz”, pidió.

Respecto de la causa que investiga el asesinato de su hija, Lorena Saucedo, dijo que “avanza”. “Hubo muchas marchas y por esas marchas de pedir justicia y por molestar todos los días me parece que me hacen esto. Pero no voy a descansar con 53 años, tengo un dolor en el alma. Mi esposo todos los días llora por la pérdida de su hija, una excelente persona. Y ahora me hace la policía esto. Sr. fiscal de la Fiscalía Nº 5 proceda como tiene que proceder. Los delincuentes tienen que estar presos, son asesinos”.

 

Compartir