Habrían entregado casi 5 mil subsidios a cambio de votos para Macri en el Chaco

Según la denuncia periodística que ya tiene correlato judicial, a través de una resolución de la Secretaría de Empleo de la Nación se destinaron bonos de 5 mil pesos para desocupados en el marco de la campaña electoral y que fueron manejados por punteros de Juntos por el Cambio, sin pasar por ninguna instancia institucional de control. Al Chaco, le habrían correspondido 4900 sobre un total de 80 mil entregados en una mayoría de distritos macristas.

Una investigación del periodista del diario Ámbito Financiero, Mariano Martin, titulada “Clientelismo M”, destapó importantes irregularidades en la distribución de subsidios por parte del gobierno nacional en plena campaña electoral para fortalecer a la fórmula presidencial de Juntos por el Cambio de cara a las elecciones presidenciales del próximo 27 de octubre. Más de la mitad de esos 80 mil subsidios de 5 mil pesos habrían sido repartidos por punteros políticos del oficialismo nacional en municipios de la provincia de Buenos Aires para apuntalar a María Eugenia Vidal. En ese contexto, a la provincia del Chaco le habrían tocado 4900 bonos, la mayoría canalizados para la ciudad de Resistencia.

La mitad de los subsidios clandestinos que destinó el Gobierno nacional a desocupados para ser canalizados por punteros propios en los últimos días, previos a la elección general, fue a parar a la provincia de Buenos Aires, sostiene una nota publicada este martes en el diario Ambito Financiero. El dato surge de un relevamiento sobre datos internos del Ministerio de Producción y Trabajo a los que tuvo acceso exclusivo este diario y que forman parte de la resolución 1177 de la Secretaría de Empleo que el 3 de octubre implementó el programa nunca publicitado ni dado a conocer a intendentes no oficialistas. A partir de la investigación de Ámbito Financiero, dirigentes de Juntos por el Cambio confirmaron en los últimos días que desde el Ejecutivo nacional se les encomendó buscar entre los desocupados de cada distrito potenciales beneficiarios.

El escándalo trepó hasta llegar a la Justicia: el fiscal federal con competencia electoral, Jorge Di Lello, citó para hoy a declaración testimonial al periodista Mariano Martin para pedirle precisiones sobre la resolución interna y otras aristas del caso y abrió una investigación de oficio “que promete destino de juicio oral sumarísimo”.

El 23 de septiembre este diario publicó por primera vez que el Gobierno preparaba un plan de largo alcance para implementar un bono de $5.000 a desocupados sin otros ingresos. Desde entonces a diario se sucedieron las novedades: la resolución 1177 firmada por el secretario Fernando Prémoli, subalterno del ministro Dante Sica, apartó un presupuesto máximo de 650 millones de pesos para ese destino, con un universo estimado de 114 mil beneficiarios.

La mitad de los 80 mil que efectivamente fueron liquidados por Producción y Trabajo corresponde a la provincia de Buenos Aires. Entre las localidades más involucradas estuvieron Lomas de Zamora, con 11.705 planes; Florencio Varela, con 5.992 y Pilar, 5.601. Entre las restantes provincias la que recibió más subsidios fue Santa Fe, con 7.800, seguida por Chaco, 4.900 (casi todos en Resistencia); Córdoba, 4.094; Ciudad de Buenos Aires, 1.481; Jujuy, 693, y Mendoza, 519.

Compartir