Tras el debate: “Una vez que se embandera, la ciudadanía argentina muy difícilmente cambie de posición”

El periodista y columnista analizó para CIUDAD TV lo acontecido en Santa Fe durante el debate presidencial de este domingo, donde “ganó Fernández, empató Macri y perdió” Lavagna". No obstante consideró que “fue una parodia” al no darse dos o tres condiciones fundamentales para este tipo de eventos políticos. “Esperaba que Macri fuera más agresivo”, estimó.

Debate presidencial en Santa Fe.

“El debate forma parte de las herramientas que tiene la ciudadanía para conocer las propuestas de los candidatos; no es una competencia entre los distintos candidatos, porque son discursos paralelos”, comenzó analizando Carlos Villalba sobre lo ocurrido el domingo en la ciudad de Santa Fe.

Advertisement

Agregó inmediatamente que, “serviría de algo cuando se dan dos o tres condiciones; sobre todo cuando hay debate, pero esto fue una parodia”. Justificó su concepto ante la falta de paridad de posibilidades entre los candidatos (después de las PASO), porque “entre el primero y el segundo candidato hay 20 puntos de diferencia, y – con relación a los demás – la distancia es inapelable”.

Mencionó también que otro factor, “tiene que ver con la credibilidad de los candidatos. Alberto dio un golpe de KO al sólo efecto de visibilizar las mentiras de Macri, que fue el de llevar y ubicar en la primera fila a Daniel Scioli. Los índices de credibilidad antes del debate eran para dejarnos con la boca abierta, y estaba en el 27% para Macri y el 72% pensaba que era poco creíble o nada creíble”.

Carlos Villalba y Pedro Cáceres.

Así dadas las cosas, Villalba se preguntó “¿si no hay confrontación objetiva, quién gana un debate? Acaso el que conquista más simpatías, o quien se desempeña mejor en un análisis global de lo que allí pasó”. Estimó luego que “tengo algunas ideas que son excluyentes. Para mí ganó Fernández porque consolidó su mensaje, y por desnudar a Macri a través de relatos; a mi juicio, el Presidente empató, porque entiendo que no le quitó un solo voto a los demás rivales presentes”.

Aseguró además que “quien perdió fue Lavagna. El comportamiento del ex ministro fue malo, y no pudo picotear nada de la bolsa de Macri, aunque tuvo alguna de las intervenciones más importantes, porque consideró al hambre como el derecho humano faltante y arrastró a Alberto que tuvo que reconocer que era lo más importante. Lo segundo fue qué es lo que se considera como gastos”.

Continuó analizando que “Espert le ganó a Gómez Centurión, y Del Caño empató consigo mismo, su propuesta está fuera de la lógica del debate y más allá de que fue terriblemente honesta”.

Posteriormente, Carlos Villalba mencionó los cuatro grupos de temas que serán objeto del segundo debate, refiriendo que este domingo, “se esperaba que Macri fuese más agresivo”, aunque tuvo un “desliz al considerar que Kicillof era gobernador electo, lo que muy poca gracia le debe haber hecho a María Eugenia Vidal”.

Finalmente afirmó que “la ciudadanía argentina es muy politizada y una vez que se embandera muy difícilmente cambie de posición, por lo que al 27 de octubre es muy difícil que cambie porcentajes significativos a la hora de votar”.

Advertisement
Compartir