Impulsan la creación de un Programa de prevención y atención de víctimas de violencia en el noviazgo

La diputada justicialista, Andrea Charole, dio ingreso este jueves al proyecto de ley 4089, con el que promueve la creación del Programa provincial de prevención y atención de víctimas de violencia en el noviazgo. Tiene como objetivo informar, concienciar y detectar de manera temprana la violencia en parejas jóvenes.

El programa tiene como destinatarios a adolescentes y jóvenes de 16 a 25 años que atraviesan o hayan atravesado por situaciones de violencia en su pareja. El proyecto entiende por violencia en el noviazgo a toda conducta, acción u omisión, que de manera directa o indirecta, afecte la vida, la libertad, la dignidad, integridad física, psíquica, sexual, como así también la integridad personal de una de las partes en una relación de pareja estable en la que no existe vínculo legal ni cohabitación.

Advertisement

Entre sus objetivos, establece el de informar sobre los distintos tipos de violencia y sus manifestaciones; identificar patrones violentos que se presentan con recurrencia en las relaciones de pareja; prevenir situaciones de violencia en el noviazgo; contribuir a desarrollar habilidades y actitudes fortalecedoras de una convivencia de pareja basada en la igualdad, el respeto mutuo y el consenso; promover una vivencia de la sexualidad respetuosa de los derechos fundamentales; promover en la comunidad espacios de reflexión y acción para la aprehensión de conocimientos básicos vinculados a éste programa.

Establece también que será el Ejecutivo el encargado de designar la autoridad de aplicación, para las que deja identificadas sus funciones en relación a la ley.

Escalada de violencia

En sus fundamentos, la diputada sostiene que “la humillación, el control, a través de revisar celulares y redes; las restricciones, pidiendo que no usen determinada ropa; el aislamiento, hablando mal de sus amigas o de su familia; la manipulación psicológica, pidiendo perdón; prometiendo que van a cambiar culpando a la víctima; son solo algunas de las formas en que se manifiesta y, a la vez se naturaliza un noviazgo violento. Agresiones cotidianas que experimentan miles de adolescentes en sus primeras relaciones. Muchas son tan imperceptibles que pasan inadvertidas hasta que la violencia se incrementa”.

“Un noviazgo violento tiene todos los ingredientes para volverse invisible, afirman los especialistas en violencia familiar. A la falta de experiencia y a la corta edad de las víctimas, se le suma la idea del amor romántico, que todo lo puede y lo perdona; la dificultad para reconocer la situación y contarla, y la pérdida de la red de contención”, manifiesta.

Explica que, de esta manera, sin que implique gritos, insultos o golpes, “se manifieste abuso de poder, ya sea psicológico, físico, simbólico o económico, es decir cuando se va instalando, progresivamente, situaciones de dominación y de control hacia la joven”.

Sostiene que en lo que va de 2019 ya se registraron 155 femicidios en Argentina durante la primera mitad de 2019 y 13 de las víctimas tenían menos de 11 años. De los cuales la mayoría fueron realizados por actuales parejas, novios o cónyuges y 85% por ex novios, ex parejas o ex cónyuges.

os datos muestran una triste realidad, las edades de los femicidas inician a los 13 años. “El 70% de las mujeres asesinadas fueron en manos de parejas o ex parejas, ellas creyeron en el amor romántico y en la gran mayoría de los casos las personas involucradas no se reconocen como inmersas en un cuadro de violencia, pues muchas de sus características coinciden con el perfil tradicional de las antiguas familias en las que un varón ejercía el poder absoluto sobre los demás miembros, naturalizando la violencia y ocultándola dentro de la organización familiar y el contexto social del problema”.

Cita como antecedente una encuesta elaborada por la Defensoría del Pueblo bonaerense que presento datos alarmantes sobre noviazgos violentos, donde respondieron casi once mil personas sobre situaciones de abusos físicos y sexuales y episodios de control y desvalorización, entre las respuestas.

Hace un repaso de la legislación vigente en el Chaco y defiende la sanción de esta iniciativa en particular, a raíz de que se trata de un Programa que “será una herramienta a la hora de prevenir, sensibilizando a los jóvenes y sus familiares sobre la escalada de violencia y alertando a la sociedad sobre este flagelo e informando que detectada a tiempo puede ser de gran ayuda a la hora de prevenir”.

“La violencia en los jóvenes ha aumentado con el paso de los años y se ha manifestado en su máxima expresión, los femicidios de cientos de mujeres en los últimos años llama poderosamente la atención como así también las edades de las víctimas. Es nuestra obligación hacer algo. Por todo lo expuesto, es que requiero me acompañen con la aprobación del presente proyecto de ley”, concluye.

Advertisement
Compartir