“Funcionando así, el Tribunal de Cuentas no le sirve a los chaqueños”, cuestionó el diputado radical Hugo Domínguez

Luego de presentar ante vocales del Tribunal de Cuentas el proyecto que establece la obligatoriedad de publicar auditorias, el diputado radical Hugo Domínguez insistió con a gravedad que revisten algunos casos vinculados "a funcionarios de primera línea". "No puede ser que no se pueda acceder a información sobre las cuentas públicas", apuntó.

Hugo Domínguez, diputado radical.

El diputado de la UCR, Hugo Domínguez, dialogó con RADIO CIUDAD sobre el proyecto de ley que impulsa para el Tribunal de Cuentas publique sus auditorias y particularmente sobre la reunión que mantuvo con vocales del organismo, María Elena Mancebo y Oscar Cáceres. “Hice una entrega formal del proyecto que ya tiene varios meses y tiene que ver con que se pueda acceder a la información, saber cuáles son las auditorias que está haciendo el Tribunal de Cuentas, las observaciones”, detalló el legislador y sostuvo que al ingresar a la página web del organismo “no se encuentra con absolutamente ninguna información”.

Advertisement

Dijo que también aprovechó la reunión “para hacer un cuestionamiento de las formas, desde mi modo de ver, de cómo funciona la entidad”.

Contó que, en principio, el compromiso de ambos vocales fue el de distribuir a los otros tres miembros para su opinión. “Yo lo que les dije es que obviamente queríamos su opinión, pero que justamente presenté un proyecto de ley para que sea por ley y una obligación que en realidad ya lo es y no tendría que haber una norma para esto. Pero, evidentemente hace falta porque es un compromiso”, planteó.

“No puede ser que un ciudadano común o un diputado no pueda acceder a la información sobre cómo están las cuentas públicas”, recalcó el diputado y denunció que “hubo cuestiones muy graves, hay funcionarios de primera línea detenidos por observaciones, por ejemplo, faltantes de la Fiduciaria que no salieron de una denuncia del Tribunal de Cuentas. Hay más de 200 toneladas de leche que faltaron y tampoco, una aberración; faltantes de viviendas. Ni siquiera el Tribunal de Cuentas puso una alerta cuando la empresa del Estado Secheep  iba a la quiebra  con una deuda de más de $7.000 millones, una deuda acumulada por varios años”.

“Funcionando así el Tribunal de Cuentas no le sirve a los chaqueños”, sentenció.

Advertisement
Compartir