Seguridad: “El mapa del delito fue influenciado por la cuestión económica y política”

El ministro de Seguridad Pública de la provincia abordó en CIUDAD TV sobre las “prácticas institucionales” para resolver los conflictos sociales y el corte de calles. “No podemos vivir en emergencia”, opinó; estableciendo la necesidad de “demostrar que podemos salir, como sociedad, beneficiados todos”. Pidió quitar toda “carga negativa a la palabra conflicto”, porque no hay nada malo en gestionarlo.

Daniel Chorvat en "Agenda Circular".

Al referirse a las manifestaciones, donde el gobierno propone construir consensos para evitar cortes de calles, el ministro Daniel Chorvat sostuvo que “la preocupación sobre la ciudad de Resistencia debo ampliarla a toda la provincia”.

Advertisement

“El Ejecutivo tiene que ver con este mecanismo de mediación, diálogo, y propuesta para dar la respuesta que están demandando, y con esta compatibilización de derechos, hemos tenido una experiencia favorable y positiva”, opinó el funcionario provincial; agregando que “eso nos anima en el reconocimiento de dar un paso hacia adelante. Avanzar en la discusión y análisis de las prácticas institucionales y sin perder de vista que, en la historia argentina los movimientos sociales tienen un desarrollo con la visibilización de ellos desde el 2002”.

Mencionó también luego los recursos que vuelca el Estado en esta situación a esos sectores, “ya sea a través de una asistencia alimentaria o cooperativista, porque se trata de la distribución de la riqueza. Es un momento de emergencia donde las cosas demandaban una rápida acción y estamos convencidos de que no podemos vivir en esta situación”.

Analizó luego la circulación de grupos sociales, que “transitan las calles y suben a las veredas”, y las medidas para generar los “mecanismos de diálogo que hemos propuesto para escuchar sus demandas”; para “demostrar que podemos salir como sociedad, beneficiados todos, porque la sociedad termina siendo parte de este modelo que proponemos”.

Complementó la idea sosteniendo que “no puede ser que la calle sea el punto de contacto ante una demanda social. Mayoritariamente logramos este primer acuerdo con los movimientos sociales, pero de ninguna manera pretendemos coartar esa libertad. Tratamos de preservar los derechos constitucionales, de peticionar y de circular; y es un paso intermedio a un objetivo final: un diálogo que genere soluciones”.

Continuando con el tema, el funcionario expresó que “hay un modelo de entendimiento. Lo que proponemos en primera instancia es la convocatoria a otras áreas del Estado (Legislativo y Judicial) y también organizaciones civiles, para empezar a discutir”.

El ministro Daniel Chorvat entiende que “hay que eliminar toda carga negativa de la palabra conflicto. Nuestra propuesta es gestionar el conflicto, entendiendo que no hay nada malo; la hipótesis no es bélica, existen todos. En este proyecto también pretendemos esta incorporación, porque es una hipótesis de conflicto y se busca la solución”.

Como temas pendientes en lo que le resta de la gestión, mencionó “la propuesta de esta construcción de consensos producto de una experiencia de intervenir en estos modelos. Es decir, trabajar en cuestiones de mejoras de servicios de seguridad, como también la situación del agente policial; es decir, su inclusión en un concierto de resolución de problemas”.

“Nos queda transitar, con un claro objetivo de incluir al otro, para concluir este proyecto de consenso, e incorporamos el reconocimiento de que el Estado tomó la decisión. Hoy por hoy no podemos seguir creciendo en este mismo modelo”.

Daniel Chorvat culminó su análisis acotando que “el mapa del delito fue altamente influenciado por la cuestión económica y también política. La seguridad no es ajena a la situación política y es importante sostener en el tiempo la gestión pública en cuestiones de seguridad”.

Advertisement
Compartir