La jueza Niremperger deberá seguir a cargo de la investigación en la causa por corrupción contra Aída Ayala

La Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia hizo lugar a la apelación del fiscal federal Patricio Sabadini y confirmó que el Juzgado Federal Nº 1 de Resistencia debe proseguir con la causa en la que la actual diputada nacional por Cambiemos es investigada por presunto fraude en perjuicio de la administración pública por pago de supuestos sobreprecios y direccionar la contratación a una empresa por parte del Municipio de Quitilipi.

Aída Ayala, diputada nacional (Cambiemos).

La Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia hizo lugar a la apelación del Ministerio Público Fiscal y confirmó que la causa en la que se investiga un supuesto fraude a la administración pública cometido en el Municipio de Quitilipi por, entre otros, la exsecretaria de Asuntos Municipales del Ministerio del Interior de la Nación, Aída Ayala, debe continuar a cargo de la titular del Juzgado Federal nº 1 de Resistencia, Zunilda Niremperger.

Advertisement

Así lo resolvió la camarista María Delfina Denogens, en una resolución unipersonal firmada el pasado jueves 3 de octubre, a la que tuvo acceso CHACODIAPORDIA.COM. Vale recordar que Niremperger había declarado su incompetencia por considerar que los hechos que se investigan tuvieron lugar en la ciudad de Quitilipi y que por lo tanto correspondían a la jurisdicción del Juzgado Federal de Presidencia Roque Sáenz Peña.

La causa se originó a partir de una denuncia anónima que luego fue ratificada por el intendente de esa localidad Carlos Casalboni a lo que se sumó una presentación del Sindicato de Trabajadores Municipales ante el Concejo Municipal de Quitilipi. En la causa, además de Ayala, se encuentran imputados Claudio Alejandro Tolosa, dueño de Service Hogar, Matías Balmaceda Paiva y Miguel Ángel Vilte, como representantes de la Fundación Construir, que motorizó la campaña electoral de Aída Ayala.

La camarista Denogens consideró “prematuro asignar a la ciudad de Sáenz Peña la competencia territorial para la instrucción de un delito que posee las connotaciones (…) referidas, en cuanto a la conformación de la maniobra y a su posible consumación tanto en esta ciudad como en aquella. Entonces, de cara a la intensa actividad probatoria que ha desplegado la Fiscalía, entiendo que debe continuar entendiendo el Juzgado hasta ahora actuante”.

En ese contexto, la magistrada agregó que “debe ahondarse la investigación a efectos de corroborar el modo y lugar de ocurrencia de los hechos, siendo prematura la declaración de
incompetencia aquí cuestionada, poniendo de resalto –además- que asiste razón al MPF al sostener que los medios de prueba a producirse tendrían su epicentro en esta ciudad”.

Así, Denogens entendió que “el desplazamiento de la competencia en esta etapa del proceso hacia otra jurisdicción produciría un perjuicio a la investigación que ya se encuentra en curso y totalmente encaminada”.

La investigación

Según el requerimiento de instrucción del fiscal federal Patricio Sabadini, desde su cargo como secretaría de Asuntos Municipales del Ministerio del Interior de la Nación, Ayala habría direccionado al Municipio de Quitilipi a la contratación directa como proveedor del empresario Claudio Tolosa pagando sobreprecios de las herramientas e insumos adquiridos para la gestión municipal. En ese contexto, el Ministerio Público Fiscal precisó que Balmaceda Paiva y Vilte se habrían presentado ante el intendente Casalboni como miembros de la fundación Construir, la think tank que motorizó la campaña electoral de la exintendenta de Resistencia, para gestionar la contratación de la empresa Service Hogar, propiedad de Tolosa.

Lo que llamó la atención del fiscal fue que Tolosa se encontraba registrado en AFIP como propietario de Service Hogar con categoría de monotributista cuya actividad era la reparación de electrodomésticos de refrigeración, sin embargo “proveyó al Municipio de Quitilipi de desmalezadoras, fumigadoras, soldadoras, carretillas, palas, motoguadañas, motosierras, hidrocavadoras, compresor, acoplado rural, tanques, etc, por la suma en esa ocasión, de casi un millón de pesos, no contando con local comercial para esta actividad”.

En ese contexto, indicó que también se efectuó la compra de elementos de oficina, artículos de electricidad a Tolosa, “quien estaba señalado por la Sra. Aida Ayala como único destinatario de las transferencias de dinero que se gestionaban mediante la Secretaría de Asuntos Municipales y por lo cual todos los convenios se realizaban con Service Hogar, lo que no podía ser cuestionado por el intendente de Quitilipi, ya que las operaciones se efectuaban con la condición de que las compras se realicen a Tolosa”.

 

Advertisement
Compartir