Juan Chico: “En El Impenetrable no nos podemos seguir muriendo de hambre”

Es escritor e historiador del pueblo qom, profesor y partícipe de la reconstrucción del genocidio de la denominada Masacre de Napalpí, visitó CIUDAD TV como candidato a diputado por el Frente Chaqueño. Planteó la necesidad de dar dignidad a la gente, para que pueda producir su alimento, y denunció que en el país y la provincia hay racismo. Vinculó lo que pasó en la Dictadura Militar como una continuidad de “lo que comenzó con el exterminio de las comunidades aborígenes”.

Advertisement

“Más que convocado, hemos llegado; es un ida y vuelta. Hemos recorrido la provincia y ahora como candidato puedo acercar nuestra propuesta a la gente. El Chaco es una provincia con mucho potencial, por eso una de nuestras propuestas es la producción. No puede ser que la gente que está en el campo  tiene que ir al pueblo a buscar papa, verduras, etc., cuando debería ser al revés”, explicó Juan Chico.

Señalando que entre las prioridades, “también está en cómo cuidar el medio ambiente. No estamos en contra de la industria ganadera, pero también podemos vivir bien trabajando de la fruta y la verdura; hay que equilibrar”. Reveló que “nací en Napalpí, hoy conocida como Colonia Aborígen Chaco. Esa palabra se traduce como Cementerio, pero en realidad, en qom, significa ‘los que están con nosotros’. Porque los que mueren, no se fueron al cielo, sino están con nosotros”.

Aseguró que la localidad, “tiene unos 7.000 habitantes y la mayoría, el 85%, es pueblo qom y hay grupos de criollos”. Además aclara otra cuestión de sus ancestros, señalando que “el nomadismo de los pueblos indígenas tenían una razón de ser, que era dar tiempo a que la tierra vuelva a producir lo que se consumía, por eso se cambiaban de lugar”.

Chico observó, a modo de ejemplo, que “tenemos el sol y no lo usamos como fuente de energía”; y consideró que en la provincia, “es clave la educación, pero también la salud. En El Impenetrable, no nos podemos seguir muriendo de hambre, aunque esto va a llevar un tiempo”.

Dijo luego que “veníamos hace años insistiendo en la investigación de lo ocurrido en Napalpí y acompañamos la idea de que se pueda llegar a un juicio por la verdad, porque hay muchísimas pruebas. Una de las etapas era encontrar los restos y ahora se está trabajando en dos lotes diferentes, aunque a veces también hay resistencia en nuestras propias comunidades. Algunos hermanos, en principio no entendían y pensaban que estábamos buscando un rédito económico en esto”.

Consideró además, con mucha firmeza, que “lo que pasó en la Dictadura Militar, es una continuidad de lo que comenzó con el exterminio de las comunidades aborígenes. No es posible que nadie te quite la vida y te tire en una fosa”, y tuvo seguidamente algunos conceptos para la causa conocida como Rincón Bomba.

“La única esperanza que le queda al pueblo es la justicia. Por un lado la visibilidad de los pueblos indígenas, que somos parte de la sociedad y tiene que ver con las realidades de nuestras comunidades. Por eso necesitamos una política seria para reivindicar las cuestiones culturales; hoy hay dos diputadas de los Pueblos Originarios – González y Charole -, pero hay que ir por más”; y denunció también que “en la Nación y en la provincia hay racismo”.

El candidato a diputado también reflexionó que “alguien dijo que la amenaza para la Humanidad somos nosotros mismos”, y espera llegar a la Legislatura, “para que el Estado pueda tomar todo esto como una política oficial; porque para nosotros es clave la tierra, la producción, la salud y la educación”.

Describió que “en el Chaco hay 167 comunidades y estoy viendo la realidad que viven nuestros pueblos, pero no podemos hablar de economía si no producimos nuestros alimentos”.

Juan Chico terminó indicando que “si bien hay un proceso de entrega de territorio, al mismo tiempo hay que acompañarlo con políticas reales. Estamos buscando dignidad, pero también que cada chaqueño pueda producir sus alimentos”.

 

 

 

 

Advertisement
Compartir