Usurpaciones: prohíben conectar los servicios de agua y luz en los terrenos ocupados

Así lo confirmó el Procurador General, Jorge Canteros. Fue al ser consultado sobre la situación en la que se encuentran las usurpaciones de los terrenos el Banco Hipotecario, que anteriormente pertenecían al Ejército, ubicados en avenida Castelli y España. Confirmó que hay más ocupaciones ilegales en diferentes terrenos de la ciudad.

El Procurador General, Jorge Canteros, confirmó que por orden de la justicia provincial, las empresas Secheep y Sameep tienen prohibido conectar los servicios de luz y agua a las personas que ocuparon ilegalmente los terrenos del Banco Hipotecario, ubicados en la intersección de las avenidas Castelli y España. “No queremos otra Rubita”, comparó el Procurador.

Advertisement

“En la causa del terreno del banco Hipotecario, donde asumió intervención la jueza (Zunilda) Niremperger, la fiscal Ingrid Wenner estuvo trabajando activamente el domingo cuando se produjo la toma de tierras”, recordó Canteros.

“Incluso, Wenner  se comunicó con Niremperger porque ya teníamos dudas respecto de la titularidad de tierras y ella dispuso la presencia policial, notificó a las autoridades de Desarrollo Social y del Instituto de Vivienda”, remarcó.

“Y también prohibió que se bajen servicios porque si no tenemos otra Rubita o campo Zampa, donde inmediatamente se bajó luz y agua. Y después tenemos que ir a expropiación y todo lo que significa ese largo proceso”, añadió en declaraciones a La Radio. “En este caso, la doctora Wenner activó todos los protocolos y después se declaró incompetente y pasó el caso a la Justicia Federal”, aclaró.

Por otra parte, confirmó que cerca del predio que tiene la Fundación Gastón, en Villa Facundo, se realizaron otras usurpaciones. En este sentido, explicó que ya se cumplieron los plazos de la intimación y que se está trabajando con la policía para el desalojo.

“Hay que cumplir el protocolo de todas las notificaciones a los organismos. En ese lugar hay gente muy vulnerable: niños, ancianos y gente enferma. A veces van por necesidad y a veces porque los utilizan para hacer este tipo de usurpaciones. Nosotros tenemos la obligación de respetar a esa gente y cumplir las notificaciones correspondientes. Porque tampoco se puede entrar y tirar a la calle a la gente que está ahí”, remarcó.

 

Advertisement
Compartir