Sin quórum para aumentar las partidas a los comedores escolares

Como cada miércoles, la sesión legislativa se levantó por falta de quórum, cuando se disponían a votar el proyecto de ley que prevé una partida presupuestaria del 1% para los comedores escolares. “Da vergüenza que no tengamos ni siquiera la honestidad intelectual de debatir este tema. Por lo menos esperaba un debate político”, apuntó el legislador Daniel Trabalón, frente al abandono de las bancas.

El proyecto 6580 de 2018, de autoría del Frente Grande, ya es una constante dentro del combo legislativo de cada miércoles, como también la falta de quórum previo a su tratamiento. En la última sesión ordinaria legó a la instancia de tratamiento e incluso quedó a un paso de la votación, pero fue otro intento trunco.

Advertisement

“Este proyecto tiene un objetivo que es financiar los comedores escolares y cuenta con un informe positivo del Ministerio de Desarrollo Social”, dijo el diputado del frente Grande, Daniel Trabalón, cuando le cedió la palabra quien auspiciaba en ese momento de presidente del cuerpo, Juan José Bergia.

Entonces amplió: “Todo el destino que tengan estos fondos tienen que estar en una Página Web para que pueda haber un control social” dijo, y señaló que “entendiendo la situación de emergencia”, planteó una “cláusula transitoria”  modificando el proyecto original, a la cual pasó a dar lectura: “Los Ministerios de Desarrollo Social y de Educación articulen acciones para aplicar la presente ley, garantizando la apertura y el servicio de comedores escolares desde el momento de la sanción de la presente hasta el inicio del ciclo lectivo del año 2020. Durante la vigencia de los comedores escolares deberán prestar el servicio, inclusive, los días en donde no se dicta clases como ser fines de semana, feriados y asuetos. La erogación que demande la fijación de esta ley estará a cargo del Ministerio de Desarrollo Social que deberá duplicar los montos actuales de las raciones, destinadas a comedor, refrigerio, comedor y refrigerio y albergues. Dicho importe deberá estar actualizado con un mecanismo que tenga en cuenta el Índice de Precios al Consumidor y la variación de la Canasta Básica de Alimentos”.

Posteriormente a ello, explicó que, “lo que planteamos en esta cláusula transitoria es la necesidad de que los comedores escolares no se cierren durante el receso escolar, que se mantengan abiertos. Algo que, además, ya hizo en su momento Desarrollo Social, durante el receso de 2018 en determinados comedores escolares”.

Cuando el presidente a cargo, diputado Bergia, pidió que se pase a votar el proyecto de ley, el justicialista Ricardo Sánchez solicitó la palabra y afirmó: “Me parece excesivo el tema del 1%”. “¿Es el 1% de todo el presupuesto o el 1% del presupuesto de educación?”, preguntó sobre el proyecto presentado en 2018.

Respondió Trabalón y ratificó que el proyecto plantea que se trata del 1% del presupuesto provincial. Peor al a vez consideró pertinente mencionar que, “si estuviera vigente hoy estaríamos hablando de alrededor de 800 millones de pesos”. Dijo que según la última información pública con la que cuentan del Ministerio, se destina alrededor de $300 millones para los comedores escolares. “Estamos hablando de 2046 instituciones, para 234.499 niñas, niños y adolescentes de nuestra provincia. Para que ustedes tengan una idea, según información pública, hoy implica que, por ejemplo, las EFA, que tienen alumnos que desayunan, almuerzan, meriendan y cenan, cuentan con un presupuesto de alrededor de $14 por alumno, por día. En Provincia de Buenos Aires es de $30 y piensan llevarlo a $33. Tenemos un problema con este convenio que establece que debe ser destinado para la compra de alimentos y nosotros necesitamos también la infraestructura donde comen los chicos., Esto tienen que ver con la situación de precariedad en la que se encuentran. Sería muy bueno que lean el informe de la Defensoría del Pueblo de en 2018”.-

No obstante, en medio de esta aclaración, ya varios diputados se habían retirado y Bergia, desde el estrado, dio aviso que la sesión había quedado sin quórum.

Este no fue argumento suficiente para que el diputado Trabalón diera su descargo. Antes que todos se fueran, afirmó: “Si lo que les molesta o les preocupa a estos legisladores que se levantaron recién es que parezca excesivo 180 millones de pesos para alimentar a niñas niños y adolescentes, tiene que saber que uno de cada dos niños en nuestro país es pobre y un 13 % de ellos pasa hambre. Da vergüenza que no tengamos ni siquiera la honestidad intelectual de debatir este tema. Por lo menos esperaba un debate político”.

Advertisement
Compartir