“Nos posicionamos para sostener las banderas que levantó Alicia Azula durante 17 años”

Así lo sostuvo Silvana Azula, candidata a suceder a su madre en la intendencia de Barranqueras en llegada a la política. Dijo en CIUDAD TV que la crisis, “nos golpeó fuertemente”, y que va a ser una de las pocas ciudades chaqueñas “que no tiene endeudamiento”. “Quiero el progreso de mi ciudad”, destacó, asegurando que “se necesita gente con vocación de servicio”.

Silvana Azula en "Agenda Circular".

Silvana reconoció que “a la política me dediqué en 2015, cuando me sumé a la gestión de Alicia Azula, aunque siempre trabajé en las campañas electorales de Barranqueras. Ahí empecé un camino más serio y constante en lo político; y estuve a partir del 10 de diciembre del año 2015 integrando el Gabinete”; y agradeció un Decreto del entonces gobernador, Jorge Capitanich, con su adscripción desde el Estado provincial a la comuna portuaria.

Advertisement

En referencia a cuáles serían los ejes de su posible gestión, indicó que “uno de los principales que tenemos que continuar es el cuidado del ambiente, con la concientización del vecino; tenemos que tenerlo como línea transversal que toque cualquier otra política de Estado con la obligación de reducir al máximo la basura. Mucho se ha avanzado, pero como toda toma de conciencia, es un camino largo”.

“Somos una localidad de primera categoría, con 70.000 habitantes, donde la crisis nos golpeó fuertemente. Al igual que la propuesta de la fórmula de Chaco Somos Todos, tenemos que apostar a algunas medidas; porque ya no tenemos tierras donde podamos pensar en grandes planes de viviendas. Por eso necesitamos contribuir con nuestros vecinos en la mejora de las casas existentes, y po supuesto, hay muchas de las obras donde necesitamos una mirada generosa de la Nación o la provincia”, estimó Silvana Azula.

Complementó la idea afirmando que “la ciudad que queremos está soñada y los proyectos presentados, pero hubo cuestiones que no ayudaron a llevar adelante este proyecto de infraestructura. Hay muchas obras por salir y un progreso por venir”.

“Hoy, pensar un asfalto en Barranqueras, debe tener en cuenta los desagües, y si tenemos las cloacas los costos se abaratarían; también necesitamos las 50 cuadras de pavimento prometidas, y entiendo que se firmaría en poco tiempo la ejecución de la obra. Además, de realizar el acceso al Puerto de Barranqueras, lo que daría una impronta a la ciudad. Son obras necesarias y también entiendo que la necesidad de la comunidad hoy también pasa por la regularización dominial. Es mucho lo que tenemos que avanzar con el gobierno provincial”, asevera.

La joven dirigente mencionó que actualmente, “Barranqueras tenía grandes lotes pertenecientes a familias históricas que se fueron ocupando hace muchos años, pero debería el Estado poder resolver estos casos”; revelando que si accede la intendencia, durante su gestión transcurrirá, “los primeros 6 meses en poder ver de qué forma, sin incorporación al plantel, podemos dar una respuesta económica y de trabajo a nuestra sociedad”.

En lo que hace a la situación económica de la comuna portuaria, ratificó que “vamos a ser uno de los pocos municipios que no está endeudado”. Aclarando que también esto se da, “un poco por la mala relación que hubo con el Legislativo durante toda la gestión, y después, Alicia Azula se sentó sobre la caja y gastó sólo lo que tuvo; aunque siempre hubo una mirada generosa hacia el empleado municipal. Tenemos ahora la necesidad de volver a abrir en diciembre la discusión salarial, más que nada por la disparada del dólar”.

Sobre el tema de los recursos comunales portuarios, señaló que “perdimos 8 millones de pesos de lo que teníamos que recibir de Coparticipación, que a modo comparativo es nuestro segundo Sueldo Anual Complementario (aguinaldo), y es un dinero que activa la economía de toda la ciudad. No obstante ello, hay estabilidad económico financiera en el municipio”.

Se conmueve al hablar de los inconvenientes que debió superar la gestión de su madre, y explicó que “la comunidad de Barranqueras ha aprendido hace mucho tiempo a hacer la elección por categoría; después de tantos años de Alicia Azula, no será fácil administrar un municipio tan complejo como el nuestro”. En cuanto a su futuro inmediato, la candidata subrayó que, “me fue muy bien en la interna, y ahora me voy a competir con una lista completa, con un equipo. Es cierto que hubo una mala relación con el presidente del Concejo que – entre otras cosas – dejó como saldo que $46 millones que podíamos haber pedido por el Pacto Fiscal no entraran y no se pudieran ejecutar obras”.

Consideró también que “cuando uno tiene presente las necesidades de la comunidad, es más fácil dejar de lado las diferencias”, y mencionó el problema de la bajante del río, considerando que “hace 3 meses que por la bajante no se puede comprar arena en el Puerto de Barranqueras, se nos está secando el río; de tener 5 a 6 metros, ahora tienen en la arenera 1,5 metros. Hay falta una mirada provincial hacia el Puerto desde hace mucho tiempo y se debería resolver la intervención de la Administración; pensar hoy, que se puede cruzar a pie a la Isla Santa Rosa, es preocupante”.

En lo que hace a la necesidad de dar continuidad a la gestión de su madre, vuelve a plantarse y dice que, “como sociedad, venimos bastante vapuleados por un montón de cuestiones. Por eso, cuando Alicia Azula se tenía que ir, todos los actores sabíamos que teníamos que iniciar un camino de posicionamiento para seguir sosteniendo las banderas que levantó durante 17 años. Me he propuesto otras posibilidades, pero aquí estoy”.

“Barranqueras es mi ciudad, donde nació mi hijo y donde pienso criarlo; quiero su progreso. Entiendo que el crecimiento de la Municipalidad fue mucho, y necesita de gente con vocación de servicio”, insistió en señalar Silvana Azula, a quien preocupa la posibilidad de que otras opciones puedan llegara al poder comunal.

“Uno no habla de una dinastía, como algunos quieren establecer en la gente para minar el esfuerzo; pero esta es por una cuestión de una deuda con la comunidad a la que pertenecemos, y también su bienestar”, finalizó.

Advertisement
Compartir