“La suspensión del juicio de YPF en Nueva York, demuestra que hay vacío de poder”

Lo dijo en su análisis de la situación nacional el periodista Carlos Villalba, en CIUDAD TV, refiriendo al juicio que por la nacionalización de YPF se sigue en Nueva York y que hace pocas horas fue postergado, así como por la renegociación de la deuda externa, denunciando que es una situación, "donde siempre participan los mismos Bancos".

Corte Suprema de Nueva York y la publicidad de YPF en EE.UU. (Foto trucada)

Comenzó indicando que “hace un rato terminó el proceso donde se aprobó por unanimidad la emergencia alimentaria” – a media tarde de este miércoles -, y también se habla mucho de “cómo va a ser la estructura del gobierno de Alberto Fernández”.

Advertisement

Luego Villalba explicó lo que denominó “los problemas neoyorkinos de YPF, donde una jueza en la demanda de una empresa al Estado argentino, por la expropiación, suspende las acciones hasta la llegada del nuevo gobierno”. Aseverando que esa jueza, “se sienta en el mismo butacón en el que lo hacía el juez Griessa. Ella dictaminó que esa Corte aplaza las fechas hasta que haya una idea más clara de qué administración habrá en la República Argentina. Dicho de otra manera, revela que hay un vacío de poder”.

Sacarlos de la cancha

Consideró entonces que “una cosa son los buitres y otra los caranchos, aunque todos rodean a los cadáveres. Argentina planteó que hubo algunas publicaciones periodísticas que hablaron de irregularidades en la nacionalización de YPF, en las que habrían incurrido algunos funcionarios del gobierno anterior, hoy presos. Aludían a dos de los tres candidatos principales, Cristina Fernández de Kirchner, y a su último ministro de Economía y candidato a gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof”.

Asegurando que “la estrategia era sacar a la cancha el nombre de estos dos candidatos. Todo esto fue una estrategia de campaña electoral, transformada en alegato judicial”; y añadió que “esto está vinculado con la supuesta renegociación de la deuda externa. A medida que pasan las semanas, los no gobernantes están más interesados en empezar a armar el andamiaje de negociación, que comenzará el día después de las elecciones, sin lugar a dudas. No se habla de reestructuración, sino de renegociación. Todos los caranchos, más los analistas económicos y los periodistas, están tirando tantas posibilidades, que tienen que ver con la idea de atrasar los pagos, aunque hay muchas otras herramientas”.

Carlos Villalba dialogó con Agenda Circular.

En este punto, Villalba mencionó los pagos a largo plazo con más intereses, o a corto plazo con menos intereses, y hasta la quita de intereses.

Los ‘mismos actores’

“El otro tema vinculado a esto, que siempre impacta, es cómo siempre aparecen los mismos jugadores. Tenemos una primera columna que son los colocadores de deudas, que en abril del 2016 comenzaron el proceso de reendeudamiento. Esos mismos Bancos y agencias fueron denunciados por irregularidades, vinculados a la fuga de divisas, los Panamá Papers, y el incendio de Iron Montain donde se quemaron cajas de documentación sospechada, de que se trataba de ocultar pruebas, donde fallecieron 10 personas”, aseguró.

Y agregó que “ahora con la reperfilación de la deuda, el gobierno se ha sentado con los mismos Bancos que colocaron la deuda inicial, que están volviendo a hacer una renegociación para seguir comiendo en el mismo pote de dulce de leche”.

Sobre la anunciada campaña con caravanas de Macri por 30 ciudades, opinó que “me parece que tiene que salir a pelear para que quede algo en el futuro”. “Hay algunos que creen que hay vida después de Macri y de perder los gobiernos que van a perder. Se están reperfilando”, parafraseó con ironía comparando lo dicho por los funcionarios con la deuda externa.

Y también marcó el hecho de que, “es algo impactante que con los recursos que maneja el PRO, por cada cartel del macrismo hay 5 o 6 del peronismo, por lo menos en Buenos Aires y Gran Buenos Aires. Y es muy extraño que los carteles no fueron dañados”.

En el final, Pedro Cáceres evaluó que en Chaco es la campaña más austera desde 1983 a la fecha, y Carlos Villalba puso como hipótesis que, “unos que ya ganaron quieren hacer la menor cantidad de olas, y otros, no las quieren hacer”.

Advertisement
Compartir