Caso Cindric: se aguarda que la Corte Suprema defina si murió a causa de las torturas policiales

El Comité de Prevención de la Tortura Chaco recordó que este 17 de septiembre se cumplen cinco años de la muerte de Víctor Hugo Cindric, quien falleció a los 18 años luego de ser brutalmente golpeado y torturado en una Comisaría de Tres Isletas. La Corte Suprema de Justicia deberá expedirse si se trató o no de un caso de “tortura seguida de muerte” en respuesta a los recursos de queja presentados por el CPTCh y el Ministerio Público de la Defensa del Chaco.

Víctor Hugo Cindric fue asesinado a golpes el 17 de septiembre de 2014 en la Comisaría de Tres Isletas

Los recursos de queja de ambos organismos ante la CSJN apuntan contra la resolución de la Sala Segunda en lo Criminal y Correccional del Superior Tribunal de Justicia del Chaco que anuló la condena a prisión perpetua contra cuatro funcionarios policiales chaqueños por el delito de “tortura seguida de muerte” y a cinco años a otros dos agentes por “encubrimiento agravado”.

Advertisement

En aquella resolución, los ministros Rolando Toledo y Emilia Valle consideraron que “no existió tortura” contra Cindric y ordenaron recaratular las imputaciones contra los agentes policiales con tipos penales más benignos: “vejaciones agravadas por el uso de violencia y con fines de venganza y homicidio preterintencional, en concurso real” y “encubrimiento”. Así, un nuevo tribunal fijó penas a los agentes policiales de acuerdo a los parámetros del máximo tribunal chaqueño y, en consecuencia, todos recuperaron la libertad.

A los recursos de queja presentados por el CPTCh y el Ministerio Público de la Defensa ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, se sumaron como “amicus curiae” el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y Xumec teniendo en cuenta la trascendencia institucional y el interés que suscita este caso donde se pone en tela de juicio la capacidad de sancionar y garantizar justicia en delitos de violencia institucional cometidos por parte de funcionarios del Estado contra personas privadas de libertad.

El CPTCh consideró que “la resolución de la Sala Segunda en lo Criminal y Correccional del Superior Tribunal de Justicia del Chaco tiene un fuerte impacto político que se traduce en un claro mensaje a la comunidad y a las fuerzas de seguridad: la tolerancia del Estado ante hechos de torturas y crímenes aberrantes, en contraposición a los compromisos asumidos por la Provincia a raíz del ‘Caso Greco’”.

Advertisement
Compartir