Débora Cardozo, candidata a diputada provincial que llega a la política desde la religión

Integra la lista a ocupar una banca en la Legislatura por el Frente Chaco Somos Todos, y durante su visita a CIUDAD TV defendió los valores de la familia, la honestidad y transparencia. “Tenemos los valores para poder gobernar de otra manera, y podemos soñar con un Chaco diferente”, dice quien integra, por la Mesa Interreligiosa, la Lista que lleva como candidato a gobernador a Carim Peche.

Débora Cardozo en "Agenda Circular".

“Soy candidata a diputada provincial en segundo lugar por el Frente Chaco Somos Todos. La candidatura nació de un grupo de Iglesias Evangélicas  que viene generando varias propuestas, y la idea es trabajar por un partido que nos represente en cuanto a valores”, señaló Cardozo.

Advertisement

“Chaco Somos Todos nos concede este lugar, y esta mesa de trabajo nació el año pasado y se está ampliando a quienes quieran sumarse a esta oportunidad. Se puede decir que llego a la política desde la religión, con esto que el año pasado se conformó con más de 150 pastores. Y en esta Lista estamos sumando a gente del interior y a quienes quieran ser parte de esto, y remarcar estos valores que nos representan”, añadió la candidata.

Informando que “soy licenciada en ciencias políticas, trabajo en la administración pública, soy mamá y es mi primera vez que actúo en política. Nosotros nos encolumnamos a lo que son los ejes de trabajo, desde la honestidad, transparencia, el orden y la seguridad. Estos valores nos representan”.

Recordó que, en anteriores oportunidades, “no solamente para la Iglesia Cristiana Evangélica, que si bien somos escuchados, muchas promesas quedaron en palabras. Esto es poder trabajar desde adentro, tratando de llegar a los lugares más chicos donde otros no llegan o no hay una cámara de fotos, y donde se defienden las dos vidas. Si bien fui propuesta por esta Mesa de Enlace, no solamente trabajamos con la Iglesia, sino también con quien comparte estos valores; las marchas del año pasado demuestran que hay una gran comunidad que apoya esto y a estas personas las estamos sumando”.

Débora Cardozo aseguró que “tenemos como bandera y convicciones lo que es la vida, sabemos que hay gente que lo está pasando mal en el interior. Una de las ideas es acortar la distancia de Resistencia al interior en la salud y las consultas a los especialistas”. Y, en el tema tan controvertido, razonó que “la mujer no se levanta con el pensamiento de si va a abortar o no. Por eso nos estamos ocupando del tema salud; pero también la idea es que los jóvenes estudien y se capaciten, que no se conformen con un plan o una beca. Ellos consultan mucho sobre qué hacer, pero el consejo es estudiar, porque sin educación estamos perdidos”.

Consideró a título personal y en cuanto a su carrera universitaria, que “la diferencia es poder estar con la persona, escuchar las demandas que son totalmente válidas y que en la Facultad no nos enseñan. Ahí toda la teoría hay que acomodarla a la demanda, ver que herramientas tenemos y cómo podemos llegar, sin depender del Estado aunque tenga la obligación de dar el sustento. Hay diferencias entre la práctica y la teoría, pero tenemos las herramientas como para poder ayudar. Hago mucho hincapié en lo que es la educación, y no solamente en lo material, sino también en lo emocional, para ver un poco más allá de una comida”.

Continuó señalando que “la responsabilidad es doble, no solamente por la parte política, sino porque hay mucha gente que a uno la conoce por el trabajo social. Es importante la fe que uno tiene, pero hay veces que los mueve la necesidad, la gente de bajos recursos es la que de algún lado saca siempre para ayudar a los otros”. “Siempre vemos la forma y, si bien nos formamos en lo espiritual, también tenemos que afrontar las otras áreas. Muchas personas están mirando como uno se desempeña”, analizó en relación a su pertenencia a la Iglesia Evangélica.

“Poder llevar este trabajo social a una plataforma activa, es un desafío porque a uno lo saca un poco de la comodidad de su rutina, por eso valoramos la palabra del doctor Carim Peche, porque representa estos valores. Tenemos que animarnos y tomar la posta, y en ese camino estamos, de desafío y esfuerzo”, aseveró.

Más adelante, afirmó que ya está trabajando en algunos proyectos, que tienen en cuenta a docentes que “hacen dedo” para ir a trabajar en el interior y sufren abusos. “Debemos ver la posibilidad de trabajar en un transporte, porque son personas que van a educar, llegan a su casa y siguen trabajando”; o una especie de obra social para los pastores, para que puedan atenderse en centros privados y no deban ir a los hospitales públicos. Explicando que “estamos recorriendo las iglesias de Resistencia, a conversar con los encargados. Creemos que es más productivo charlar con las personas, los pastores, conocer su opinión, y acercar a las del interior”.

Sobre el tiempo que debe dedicar a la campaña, Cardozo indicó que “como mamá uno se lamenta por la ausencia, pero estoy convencida de que estoy en el buen camino. Podría quedarme tranquilamente en mi casa, pero no sería justo, este tiempo lo estoy invirtiendo en esto. Hacer valer mi estudio y capacitación, pero hay veces que no estoy en mi casa en varios días”.

Y sobre las mayores necesidades para la población, mencionó que, “la salud y educación son dos cosas muy sensibles en nuestra provincia. En educación es lo más triste, anular la posibilidad de que los chicos se capaciten, o no tengan 10 días de clases por mes es muy malo, como a la hora de terminar la secundaria y que no tengan las herramientas que necesita en la Facultad. Eso no está bueno. Además, un chico que no se alimenta bien, no está neurológicamente preparado para recibir los conocimientos”.

Finalmente, pidió el voto de la población. “Nuestra provincia tiene las herramientas necesarias para poder tener otra mirada hacia afuera. Tenemos los recursos para poder gobernar de otra manera, con honestidad y transparencia, y podemos soñar con un Chaco diferente”, concluyó Débora Cardozo.

Advertisement
Compartir