Aseguran que la bajante del Río Paraná podría prolongarse por dos meses más

Francisco Zisuela, presidente de la Administración Provincial del Agua (APA), habló sobre la bajante de los ríos Paraná, Bermejo y Paraguay y la perspectiva de lluvias para los próximos meses.

El ancla que 'emergió' en la costa correntina con la bajante del río Paraná.

Tanto el Río Paraná, como el Paraguay y el Bermejo están complicados. El problema del Paraná es que no llueve en la cuenca del Iguazú ni en la del Paraná y recién para noviembre se esperan lluvias importantes”, expresó el presidente de la Administración Provincial del Agua, Francisco Zisuela en declaraciones a Radio Libertad.

Advertisement

“En Barranqueras se complica la entrada de barcazas, que solo pueden navegar con una carga mínima. Ahora se está trabajado con una draga en el canal de la zona Sur”, dijo.

“En el Bermejo cada vez baja más la toma del acueducto de Puerto Lavalle y la planta potabilizadora, que abastece a varias localidades del interior. Tenemos una draga y excavadoras que trabajan para hacer un canal, que abastezca a la toma de la planta”, resaltó.

“El Río Paraguay estaba desbordado hace unos meses, pero ahora está bajo y tiene serios problemas de navegación”, indicó.

“El año pasado tuvimos una bajante, pero duró un mes aproximadamente. Ahora ya llevamos dos meses y tal vez se prolongue por otros dos. Necesitamos lluvias importantes en la cuenca del Iguazú, que es la que más hace crecer el Paraná, pero por ahora no hay perspectivas de lluvia”, anticipó.

Advertisement
Compartir