Ordenan al Consejo de la Magistratura que sancione la violación del anonimato en un concurso para fiscal

Un fallo de segunda instancia ordenó al Consejo de la Magistratura que sancione al aspirante que violó el anonimato en el concurso para la Fiscalía Penal de General San Martín y que le garantice el derecho de defensa. Además, le pidió al organismo que reglamente las sanciones para ese tipo de irregularidades.

Sede del Consejo de la Magistratura del Chaco
Noelia Miño, la concursante que presentó la acción de amparo

En primera instancia, la sentencia del titular del Juzgado Civil y Comercial N 6 de Resistencia, Jorge Sinkovich, había declarado inconstitucionales las actas del Consejo que convalidaron la continuidad del concursante y resolvió excluirlo sin darle participación en el proceso. Esa medida fue apelada por el Consejo de la Magistratura. Fue en el marco de la acción de amparo impulsada por otra de las concursantes, Noelia Miño. La aspirante ya había obtenido una medida cautelar que paralizó el concurso ante la falta de respuestas a sus planteos por parte de las autoridades del Consejo de la Magistratura.

Advertisement
Guillermo Codutti, el aspirante que no fue sancionado

Miño, quien es secretaria del Juzgado de Garantías de San Martín, consideró vulnerados sus derechos por el accionar del Consejo que convalidó que el concursante Guillermo Codutti haya violado el requisito del anonimato en el examen escrito y le haya permitido avanzar a la etapa de las entrevistas personales en el marco del concurso de antecedentes y oposición para cubrir el cargo de la Fiscalía de General San Martín, que Codutti ocupa actualmente en forma provisoria. Anteriormente, fue concejal de esa localidad por el Partido Justicialista y presidente de la Asociación de Consorcios Camineros del Chaco.

Ahora, un fallo de la Sala Cuarta de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial confirmó la declaración de inconstitucionalidad de las resoluciones mediante las cuales el Consejo de la Magistratura del Chaco decidió “dejar pasar” la violación al requisito del anonimato por parte de uno de los aspirantes en un concurso para cubrir el cargo de fiscal penal de la ciudad de General San Martín. No obstante, el tribunal revocó parcialmente un fallo de primera instancia que excluyó al concursante y, paralelamente, le ordenó al Consejo que, en un plazo de cinco días de notificado, dicte una resolución (que sería la exclusión) respecto a la conducta del aspirante Guillermo Codutti, no sin antes garantizarle su derecho a defensa. También aconsejó al Consejo que reglamente las sanciones para este tipo de casos ya que uno de los argumentos del organismo fue que no estaban previstas. Para eso, los camaristas compararon los procedimientos que se aplican en otras provincias como las de Córdoba, Río Negro y Jujuy.

El fallo, al que tuvo acceso CHACODIAPORDIA.COM, fue dictado el 3 de septiembre y lleva las firmas de los camaristas Diego Derewicki y María Teresa Varela, quién reemplazó a la magistrada retirada Marta Inés Alonso de Martina.

Los camaristas advirtieron que en función de garantizar la igualdad y el debido proceso al resto de lo postulantes, “pocas dudas caben en relación a que su explicita transgresión debe determinar el apartamiento del incumplidor del procedimiento concursal”. En ese contexto, consideraron que “no existe -a criterio de este Tribunal y en coincidencia con la postura adoptada por el magistrado de grado- consecuencia alternativa susceptible de conciliar la actitud asumida por el concursante incumplidor con la jerarquía de aquellos fines que con su conducta contribuyó a lesionar”.

Advertisement
Compartir