Para CAME, “en la UIA están 8 ó 10 empresas que forman precios y son sobreprotegidas”

El secretario Gremial de la CAME, Alfredo González, habló en CIUDAD TV sobre el bono de 5.000 pesos implementado por el Gobierno nacional, estando en estudio su aplicación y búsqueda de alternativas, que pueden pasar por lo impositivo. Mencionó el diálogo con el ministro de Industria, y diferenció a su entidad de la UIA, sosteniendo que las grandes empresas “son formadoras de precio, aceptan el bono y lo trasladan al producto”. Aguardan con expectativa el diálogo que tendrán en pocos días con el candidato a Presidente, Alberto Fernández, para conocer su posición.

Alfredo González en "Agenda Circular".

Al referir a la implementación de un Bono de 5.000 pesos, González informó que – casi en simultáneo en su visita a CIUDAD TV – “había una reunión con el ministro Sica, allí sabremos de qué se trata o cuál es la intención del gobierno al implementar esto.

“Ya nos complicó en diciembre, por el esfuerzo que se hizo en muchas Pymes con el bono de 5.000 de fin de año y que no se volcó a consumo. Fue donde más se marcó la baja. Fue para impuestos o para pagar deudas de la gente, tampoco fue efectiva la medida”, recordó.

El dirigente mercantil no se apartó de la realidad y aseveró que “sabemos que la gente necesita $5.000 o mucho más, pero hay que ver de dónde los sacamos. Es una decisión inconsulta totalmente, nosotros vemos como única alternativa que el Gobierno se haga cargo a través de los impuestos, de los aportes patronales, etc.”.

En cuanto a la provincia, admitió que, “la situación es difícil como en todo el país, y el Chaco no es la excepción de lo que pasa en Catamarca, La Rioja o Ushuaia. El cimbronazo que se vivió después de las PASO fue terrible, no había precios ni entrega, y las grandes empresas van a estar de acuerdo con el Bono, porque son formadores de precios y los vuelcan al producto. Por eso no se ve a los grandes supermercados diciendo no podemos. Creo que hay una cadena que incluso va a pagar $20.000 de Bono. Por supuesto, porque los pasan a los precios y nosotros no lo podemos trasladar, quedamos fuera y sabemos lo que pasa”.

Refirió, además que, “tanto nosotros como las Cámaras del interior, tratamos de no gastar la poca energía que tenemos en contar los comercios que cerraron. Nos preocupa mucho y nos ocupamos de buscar alternativas de poder llevar adelante, que puedan sustentarse. Se trabaja con el Banco del Chaco, o con promociones con los días festivos de cada ciudad, para que el consumo se vaya sosteniendo dentro de las posibilidades”.

Al tocar el tema de las principales demandas de los asociados, González mencionó que “son infinitas. ¿Cuáles son las tres primeras herramientas de un Presidente?, es difícil decirlo. La presión tributaria es uno de los ejes fundamentales, y la situación se puede subsanar si se sostiene el consumo interno, por eso siempre acercamos ideas. De hecho, la gran mayoría de acciones tomadas después de las PASO, fueron sugerencias de la CAME; lamentablemente, el gobierno las tomó a destiempo. Se licuó el efecto que pudieron tener un año y medio atrás”.

“Es terrible mirar el contexto macroeconómico que se está dando, y que no nos dañe tanto, y si no se reactiva el consumo interno como herramienta fundamental, vamos a estar más complicados. Hay algunos funcionarios visionarios que piensan que se van a salvar dando trabajo en el Estado provincial o municipal, pero me parece que el engranaje que se debe asistir, es a través de las Pymes. Escuchar lo que les decimos y entender y encontrar alguna vuelta”.

El dirigente de la CAME, también indicó que “nos reunimos con Pichetto y está próximo a visitarnos Alberto Fernández. Está bueno saber cuál es su idea con el sector. Somos entidades apolíticas, estamos en una institución intermedia y representamos al sector económico de la provincia. El sector comercio y servicios es el que menos empleados ha dejado en la calle y se debe trabajar con políticas articuladas dentro de las ciudades, la provincia y la Nación”.

Al finalizar, Alfredo González adelantó que “vamos a evaluar, después de la reunión con el candidato Fernández, la posición de la UIA”.  “CAME representa al sector empresario Pyme de la Argentina, y la UIA a 8 ó 10 empresas que son las que generan los precios base. Son empresas que están sobreprotegidas, por miles de razones”, afirmó.

Compartir