Cultura: trabajadores no aceptaron la primera propuesta y la conciliación pasó a un cuarto intermedio

En la audiencia de conciliación realizada este miércoles, los trabajadores decidieron rechazar la propuesta del incremento salarial del 20% que dejaría al personal precarizado por debajo de la línea de indigencia y tampoco obtuvieron ninguna precisión sobre el reclamo de pase a planta. Para la próxima audiencia, piden la presencia del ministro de Hacienda, Cristian Ocampo.

Ayer por la tarde, se llevó a cabo una reunión en el marco de la conciliación obligatoria donde se dio inicio a una mesa de negociación entre trabajadores y autoridades del Instituto de Cultura de la provincia. De la misma participaron el subsecretario de Trabajo de la Provincia, Gustavo Trangoni; el presidente del Instituto de Cultura, Marcelo Gustin con miembros de su gabinete; el secretario general de ATE Chaco, Mario Bustamante; la secretaria gremial de ATE Chaco, Miriam Domínguez y delegados del Instituto de Cultura Valeria González, Melisa López y José Piñeyro.

Advertisement

Los ejes centrales de la reunión fueron tres: pase a planta permanente del personal precarizado, equiparación salarial de los mismos y actualización de bonificaciones para el personal de planta permanente de la institución. No entraron en el temario los demás puntos que se habían detallado en un documento entregado al subsecretario de Gobierno, José María Quiroz, en pleno conflicto de la semana pasada.

Según señalaron los delegados de Cultura del sindicato ATE, desde presidencia del Instituto de Cultura “no ha habido una intención concreta de solucionar los problemas de larga data que viene atravesando el sector, por los cuales se llevaron a cabo todas las medidas de fuerza hasta llegar a la permanencia pacífica en el edificio de administración central a partir del pasado día jueves”.

En ese sentido, revelaron que el presidente Marcelo Gustin solo ofreció un aumento salarial del 20 % al personal precarizado, lo que se traduciría en aproximadamente 2000 pesos más en los haberes mensuales, con lo cual, los trabajadores continuarían percibiendo sueldos por debajo de la línea de indigencia. Con respecto al pase a planta permanente, manifestó que aún no han definido ninguna instancia con el ministro de hacienda de la provincia, Cristian Ocampo.

A través de un comunicado de prensa, los trabajadores del Instituto de Cultura rechazaron las propuestas de Gustin por considerarlas de “una ridiculez mayúscula, una falta de respeto a la labor del personal que solo da muestra de su apatía y falta de compromiso para resolver el conflicto”.

Por tal motivo, se acordó pasar a una instancia de cuarto intermedio, llamando a una nueva reunión de conciliación entre las partes para el día miércoles 18 del corriente, a las 18 h., en Casa de Gobierno, donde autoridades de Cultura deberán hacer una propuesta superadora.

Los trabajadores informaron que se mantendrán “en estado de alerta permanente durante los siguientes días, a la espera de un real compromiso de conciliación por parte del Ejecutivo en la próxima audiencia”.

 

Advertisement
Compartir