Toma en el Instituto de Cultura: “Hay 674 empleados fruto de diferentes gestiones”

Así lo señaló el titular del organismo cultural, Marcelo Gustin, en CIUDAD TV. La toma del edificio de calle Arturo Illia por parte de 16 personas, derivó en la suspensión de actividades. El diálogo está abierto aseguró el funcionario. “Algunos no aceptan el control de asistencia”, reflejó a modo de ejemplo por el conflicto en esa área provincial.

Marcelo Gustin dialogó con "Agenda Circular".

Tras reconocer la existencia de una “dificultad por medidas de fuerza”, Gustin, informó que “un grupo inició en el día de ayer jueves la medida, que llevaron a una toma del Instituto por un incremento de sueldos y reclamo de pases a planta”.

Advertisement

“Se estuvo trabajando en esto. Tenemos un plantel de 250 trabajadores de planta y 270 contratados, que sumados a otras figuras vinculantes, hacen un total de 674, fruto de diferentes gestiones; un número bastante grande para lo que es el Instituto de Cultura”, observó.

Agregando que “se estuvo trabajando en un incremento en el monto de los contratos. Se hizo una propuesta que no fue aceptada, consistente en un 20% sobre el piso de los contratos, y el grupo ha decidido una toma del local. No hay en primer momento mucha respuesta de diálogo”.

Especificó que “el secretario general de ATE, Mario Bustamante, se ha presentado anoche tratando de dialogar, pero no quisieron. Hoy estuvo el mediador de la provincia, y este grupo son 16 personas que no todas son trabajadores del Instituto”.

“En estos 7 meses, conozco la situación de cada trabajador, se han generado actividades variadas y ahora, por este caso, tuvimos que suspender lo que estaba programado. El diálogo siempre estuvo abierto”, afirmó el funcionario; que además explicó que una de las primeras medidas de su gestión, “fue controlar al personal dónde se desempeña y trabaja. Hay personas que no están dentro del ámbito del Instituto, y e el control de asistencia es una situación que no fue muy aceptada. Nosotros queremos tener controlada la asistencia del personal y se ha generado esta medida de fuerza”, razonó Marcelo Gustin.

Confirmando que el eje de la protesta es “dentro del edificio central de Arturo Illia, donde trabajan 118 empleados que no pudieron ingresar por esta toma”. “Acá no se ha dado de baja a nadie, ni suspendido sueldos; y hay una propuesta concreta a los trabajadores de llevar a un piso de 15.000 pesos y hay una negociación que está abierta”, finalizó.

Advertisement
Compartir