“Hay un decrecimiento del patrimonio de las farmacias”, afirmó el titular de la Cámara, Carlos Larcher

El titular de la Cámara de Farmacéuticos del Chaco, habló de un complejo panorama en el sector en razón del impacto de la inflación y el aumento en los costos de servicios como unidad económica que, sumado al retraso en el pago de las obras sociales, termina afectando al stock de medicamentos. Carlos Larcher también se refirió a los inconvenientes que se suscitan con el PAMI y a las negociaciones que llevan adelante a nivel nacional con el objetivo de consensuar un congelamiento sobre los precios.

Farmacia en Corrientes.

El presidente de la Cámara de Farmacéuticos, Carlos Larcher, visitó los estudios de CIUDAD TELEVISIÓN, oportunidad en la que describió un panorama complejo para el sector, con números concretos sobre el cierre de caso 500 farmacias a nivel nacional, aunque reconoció que no hay una proporción directa respecto de esa estadística  a nivel provincial. Sí en cambio, habló “de un esquema, un modelo de farmacia que en esta situación económica es inviable. Muchas de esas farmacias que han cerrad, en principio es por la competencia con las grandes superficies de cadenas de farmacias. Pero también tiene que ver con que esas farmacias no se aggiornaron a la realidad actual y pretendían seguir con un modelo de farmacia de hace 30 años atrás y eso impide que en el mix de rentabilidad que tiene que tener una farmacia para poder subsistir hoy pueda competir”.

Advertisement

Aseguró que las farmacias tradicionales aún existen, que de 150 farmacias asociadas a la Cámara solo 25 son de cadenas, “el resto son de cadenas independientes”.

Con respecto a estadísticas sobre una baja en el consumo de fármacos, aseguró que “el medicamento es un bien de demanda inelástica, no está atado al precio, no es sensible al precio. Sí es cierto que hay determinados medicamentos que hoy son imposibles de comprar, determinadas marcas comerciales comerciales, imposibles de comprar para el bolsillo del paciente pero hay reemplazos, hay otras marcas comerciales con los mismos efectos terapéuticos. Ahí participa la figura del farmacéutico”.

Habló de un escenario “complicado”. “Los sueldos de los empleados y del farmacéuticos que están en relación de dependencia se ajustan casi al valor de la inflación. El último llegó dos puntos arriba de la inflación, el IPC. Y sumado a los servicios como unidad económica. Pero tenemos atrasos en los cobros  obras sociales y esa diferencia hace que cuando se terina de percibir el valor de lo vendido no alcanza para reponer. Desemboca en un decrecimiento del patrimonio de las farmacias que tiene que ver con el stock de medicamentos”, explicó.

 

Stock de vacunas contra la meningitis

Negó por otro lado que haya problemas de abastecimiento con las vacunas contra la meningitis. “Hay de las tres marcas. En este momento hay disponibilidad en las droguerías. Si vas a una farmacia, como es un producto con cadena de frío y vencimiento corto, la farmacia tienen un stock muy reducido o no lo tiene pero lo pedís a la mañana y para la tarde lo tenés”, aclaró.

 

La relación con PAMI y el trabajo hacia el congelamiento de precios

El titular de los farmacéuticos, se refirió por otro lado a lo que ocurre con el PAMI. Aseguró que desde el 1° de noviembre del año pasado implementaron un nuevo convenio de dispensa de medicamentos, “en el que PAMI paga un precio que no es el mismo que el de venta al público o al que lo adquiere la farmacia que es ese precio menos un porcentaje. Entonces, el precio que paga PAMI es menor”, indicó.

Recordó que cuando arrancó el convenio, el compromiso asumido con la entidades farmacéuticas nucleadas en la Federación Argentina de Cámaras de Farmacia fue que la diferencia de precios no iba a ser superior al 15%. “Hoy nos encontramos que por efecto de la inflación esos precios en algunos casos llegan hasta un 48% siendo un promedio del 28% con lo cual es inviable para la farmacia poder sostener esa diferencia”, apuntó.

“Se les pedía que por favor revisen ese número, ahora con este incremento se habla de un congelamiento de precios que se está discutiendo, no es nada oficial todavía. Hay conversaciones entre el Gobierno y las Cámaras de los laboratorios”, comentó.

Habló de un ajuste, sólo en las últimas semanas, de arriba de 9 puntos en promedio. “Lo que pretende el gobierno es lograr que haya un sobreprecio del 8%, hasta un 10% máximo siempre y cuando el dólar no suba de $65 y luego ajusta con unas compensaciones de retenciones sobre la importación de drogas”, dijo y reiteró que aún son negociaciones y nada está cerrado de manera oficial.

 

 

 

Advertisement
Compartir