Para Ocampo, el combo de medidas nacionales “profundizará el proceso recesivo de la actividad económica”

El titular de Hacienda, Cristina Ocampo, analizó en CIUDAD TELEVISIÓN el escenario macroeconómico en torno a un combo de medidas “desacertadas” del Gobierno nacional. Aseguró que nunca deberían haber levantado el “control de capitales”, conocido como “cepo” y desaprobó "las maneras violentas con las que se llevan adelante medidas económicas, fiscales y restricción sobre el control de cambios”, por generar “mayor incertidumbre e inestabilidad" frente a los mercados.

Cristian Ocampo, ministro de Hacienda.

El ministro de Hacienda, Cristian Ocampo se refirió al escenario desalentador para las arcas provinciales, con un punto de partida dado a partir de la implementación de medidas tributarias por parte del Gobierno nacional, “medidas que se tomaron después de las elecciones de forma totalmente inconsulta y que tienen un enorme impacto en las finanzas provinciales”, y que los llevó a atender situaciones para “no desequilibrar nuestras cuentas”.

Advertisement

En lo que respecta a la declaración del “default selectivo” aclaró que también tiene un impacto directo sobre las finanzas provinciales. Mientras que sobre el cepo o “control de capitales”, opinó que “nunca debería haberse levantado”. “Los países que tienen el flujo de capitales externos, más el nuestro que se lanzó al mercado de capitales mundiales de una manera muy vertiginosa, partiendo de un país con desendeudado pleno a nivel nacional y también de provincia. Tuvo la oportunidad histórica de acceder a los mercados de capitales de una manera muy vertiginosa y ahí radica uno de los primeros errores de diagnóstico y de política monetaria del gobierno argentino”, explicó.

“El problema no es tomar fondos del exterior sino saber qué vas a hacer con esos fondos. Si hubiera existido control de capitales, estos fondos llamados golondrinas”, afirmó.

En ese sentido, consideró que “blanquear” que no se podían pagar los vencimientos “fue un principio de realismo del Gobierno nacional que no lo tuvo durante mucho tiempo”.

“No es bueno plantear un incumplimiento, para nada, porque es una muy mala señal.Pero si no se planteaba esta situación hoy estaríamos en una enorme dificultad con la fuga de divisas como se venía produciendo. 12.100 millones disminuyeron las reservas del Banco Central”, afirmó en rechazo.

Consideró que lo “más conducente” hubiera sido pagar el vencimiento de Letes de US$ “y al día siguiente hacer una renegociación de los vencimientos de corto plazo”. “Esto que se denomina reperfilamiento, término más americano, refiere a un análisis del perfil de la deuda en el tiempo. Es decir, cómo se va a comportar en los años sucesivos. Cuando se habla de reperfilamiento es que busca darle una estructura en el tiempo que pueda ser pagable”, explicó.

Observó además, y las desaprobó, “las maneras violentas con las que se llevan adelante medidas económicas, fiscales, restricción sobre el control de cambios, de manera inesperada. Y es lo que genera mayor incertidumbre e inestabilidad”.

Para Ocampo, este combo de medidas “significan nuevamente generar un manto de desconfianza e incertidumbre en el mercado que puede paralizar o profundizar aún más el proceso recesivo que vive la actividad económica. Cuando esto pasa estamos frente a una disminución de actividad lo que genera un menor ingreso fiscal. Ahí es donde estamos muy pendientes y trabajando en temas alternativos que nos permitan financiar nuestro programa financiero de cara a fin de año”.

Tres años y medio de gestión

El funcionario de Hacienda destacó los “enormes esfuerzos” realizados en tres años y medio de gestión, “para tener la cuentas provinciales en orden”. Habló de un 2016 “extremadamente complejo” a raíz de una “fuerte estanflación”; un 2017 condicionado “en el manejo de nuestras cuentas”; un 2018 donde retomaron el equilibrio fiscal que pudieron sostener hasta el primer semestre, “lo que nos permitió pararnos un poco mejor, más solventes, ante este nuevo evento que realmente nos volvió a cambiar la brújula”.

A futuro

En relación a lo que se viene, aseguró que el año que viene “será un desafío”. “Las pautas macrofiscales e la Argentina, en los últimos cuatro años, no se han cumplido, el 13 de septiembre tendremos algunas pautas que creo que van a ser muy provisorias dado este contexto de volatilidad”, sostuvo y consideró viable que luego se reestructuren las pautas con la nueva gestión de gobierno y un nuevo plan económico.

“Creo que va a ser un periodo para trabajar y tratar de readecuar estructuras internas, dotarla de mayor eficiencia para lograr la prestación de los servicios del Estado de la mejor manera posible y trabajar con mucha responsabilidad y sinceridad frente a los distintos actores. Hay que tener la mesura suficiente para transitar un año que va a ser difícil”, anticipó y previó factores de confianza entre un nuevo Gobierno y los actores que permitan que Argentina “encuentre una senda de crecimiento que realmente necesita”. “Hoy, para recomponer los cuatro años de caída acumulada de PBI, Argentina necesita crecer a un 5% anual para generar empleo genuino que es el trasfondo de la cuestión”.

 

Advertisement
Compartir