Construcción: para Capitanich, se requieren inversiones por US$ 400 millones para recuperar 15 mil empleos

El candidato a gobernador por el Frente Chaqueño, Jorge Capitanich, se reunió en la Universidad Popular con actores el sector. Detalló la crisis existente y se comprometió a trabajar para en su recuperación alcanzando 15 mil puestos de trabajo formales.

Capitanich con representantes de la construcción: propuso alcanzar puestos de trabajo registrados similares a 2015

En la continuidad de los encuentros con distintos actores de la sociedad, el candidato a gobernador del Frente Chaqueño, Jorge Capitanich propició anoche de una reunión plenaria con representantes de la Cadena de Valor de la Construcción. Tras detallar la estrepitosa caída en la inversión tanto pública como privada, el actual intendente resistenciano planteó su objetivo central en caso de acceder al sillón de Obligado el próximo 10 de diciembre: alcanzar puestos de trabajo registrados en el sector similares a los de en la provincia del Chaco en 2015, año récord para los trabajadores de la construcción.

Advertisement

Es que de 15 mil trabajadores registrados en 2015, la actividad cayó a unos 4000 a fines de 2017 y hoy no supera los tres mil operarios formales en el sector de la construcción en la provincia. Para alcanzar esta meta, el dos veces gobernador del Chaco propuso una inversión anual equivalente a 400 millones de dólares, obtener financiamiento nacional e internacional para la ejecución de obras, promover proyectos de inversión pública – privada que cuenten con criterios de rentabilidad e impacto social y reducir costos de contratación. Del encuentro participaron el presidente del Banco del Chaco, Rafael González; representantes de consejos profesionales, de empresarios de la construcción, del Sindicato de Ladrilleros y cooperativas, entre otros.

Viviendas a terminar

La cadena de la industria de la construcción está integrada por ladrilleros, carpinteros, gasistas matriculados, pequeñas y medianas empresas y cooperativas. “Presentamos ideas creativas respecto a articulación de fideicomisos y asignación de recursos con el objeto de subsidiar tasas de interés para que se promuevan emprendimientos inmobiliarios para generar empleos”, aseguró Capitanich tras el encuentro.

Así, comentó que hoy hay cerca de 3500 viviendas que “es necesario terminarlas”. “Alberto Fernández planteó la necesidad imperiosa de que la vivienda sea una plataforma para la reactivación de la economía. Hemos planteado acá que en los próximos 15 días vamos a recibir aporte de los consejos profesionales, las universidades, los empresarios, los productores de bienes, a los efectos de garantizar la creación de 15 mil empleos privados formales y una reactivación integral de la cadena que nos permita tener otro impacto para el desenvolvimiento to de la actividad económica”, detalló.

Algunas propuestas

En cuanto a las políticas para el sector, Capitanich planteó la centralización de las decisiones de inversión pública, priorizar las obras de infraestructura asociadas a la generación de ingresos: servicios públicos (agua, cloacas, electricidad, última milla y gas) y viviendas y la compra centralizada de materiales críticos, entre otras acciones. A su vez les propuso: participación de las empresas en el financiamiento de la obra pública; previsibilidad al sistema de pagos y un sistema de adjudicación de obra pública para garantizar la concreción de obras en función tanto de criterios económicos, financieros y de calidad técnica.

Inversión pública y privada

Respecto a la inversión pública, observó una caída de la inversión real directa tanto en volumen como en proporción del gasto total. En 2015 representaba un 10.91% del Gasto Total totalizando 412 millones de dólares; mientras que en 2018 la inversión pública en construcción representaba un 5.57% alcanzando los 113 millones de dólares. “En 2015 la inversión del Estado en materia de construcción fue de 400 millones de dólares, hoy es de 130. En conclusión se achicó la torta y se asignó una porción menor a la construcción”, agregó.

En cuanto a la inversión privada, Capitanich recordó que la demanda se vio afectada por la falta de financiamiento como por la destrucción del poder de compra de los asalariados. “Los préstamos hipotecarios se desplomaron con los shocks devaluatorios sufridos en dos ocasiones en 2018 y la incertidumbre de 2019. El ingreso medio al cuarto trimestre de 2018 representaba un 54% de lo que percibía un trabajador en el segundo trimestre de 2015”, concluyó.

Advertisement
Compartir