Crisis institucional en Miraflores: tras una pueblada, destituyeron al intendente

Así lo decidió por unanimidad el Concejo Municipal de esa localidad minutos antes de la medianoche del miércoles. Entre los fundamentos de esta decisión, los concejales afirmaron que Néstor Amarilla incumplió funciones inherentes a su cargo, se ausentó sin avisar al Concejo y tiene “inhabilidad física y moral” para cumplir con sus obligaciones.

Foto: Javier Insaurralde

Con la firma de los concejales, Javier Fariña (UCR), Raúl Pereyra (PJ) y Rosalía Rojas (UCR), el Concejo Municipal de Miraflores destituyó al intendente, Néstor Amarilla (UCR). Fue tras una pueblada encabezada por comunidades originarias quienes salieron a cuestionar duramente a todas las autoridades del pueblo tras el femicidio de la joven wichí, María Moreira.

Advertisement

La ordenanza fue firmada el miércoles a las 23.53. En la misma se indica que la misma surgió tras las notas recibidas por parte de comunidades indígenas, integrantes de ATE y miembros de otras instituciones en donde solicitaron la destitución del intendente.

Además, indicaron que ante esto “se llamó al diálogo al intendente en horas de la mañana” pero Amarilla respondió presentando una licencia por el término de 20 días.

Los concejales indicaron en este sentido que “los referentes, representantes y delegados normalizadores de diferentes agrupaciones (sic) no aceptan los términos de la licencia” y explicaron que el pedido de destitución elevado por estas personas “se funda en incumplimiento de las funciones inherentes al cargo, inhabilidad física y moral, y ausencia de autoridades municipales en sus lugares de trabajo sin previo aviso al Concejo Deliberante Municipal”.

Sólo con esto, el Concejo decidió destituir del cargo a Amarilla y designar en su lugar al presidente del Concejo, Javier Fariña.

Pueblada 

Cabe recordar que esta decisión tuvo su origen en una movilización que se realizó durante la mañana del miércoles para pedir justicia por el femicidio de María Magdalena Moreyra, ocurrida el 12 de agosto y que derivó en un fuerte cuestionamiento a las autoridades del pueblo en la que se exigió la renuncia de autoridades policiales, municipales y judiciales.

La destitución del jefe comunal fue solicitada mediante una nota en la que se cuestionó también “el estado de abandono” del municipio con más de dos meses de sueldos atrasados a sus empleados y la “falta de prestaciones de servicios esenciales”.

También pidieron echar al comisario del pueblo, de apellido López, al fiscal Hugo Obregón, la intervención del Juzgado de Paz y la suspensión de las elecciones municipales.

Pedidos

El petitorio con las exigencias presentadas fueron las que se detallan a continuación:

1-Reclusión perpetua para el asesino Facundo David Narciso, inmediato enjuiciamiento y condena.

2-Destitución inmediata del comisario López y de todo el cuerpo policial.

3-Profundizar la investigación del narcotráfico en Miraflores.

4-Destitución del fiscal Hugo Obregón por incumplimiento de sus deberes de funcionario público, por no actuar en las denuncias previas que se realizaron por parte de la familia de las víctimas.

5-Conformación de una secretaría de derechos humanos en Miraflores, donde las comunidades puedan hacer sus denuncias y reclamos

6-La inmediata puesta en funcionamiento de personal femenino indígena en la comisaría para atender las demandas de nuestras comunidades, en especial a la violencia de género.

7-Desde nuestras comunidades, para contribuir a la sana convivencia, hemos decidido crear la guardia comunitaria indígena para resguardar la seguridad y la integridad de nuestras familias.

8-Solicitamos en lo inmediato la intervención de la señora ministra de Justicia y Gobierno para dialogar con la comunidad para una inmediata resolución de lo planteado.

9-Intervención del municipio de Miraflores (por el mal manejo y su no funcionamiento).

10-Intervención del juez de Paz (Juzgado de Paz)

11-Intervención de la comisaría de Miraflores

12-Suspensión de las elecciones en Miraflores.

Advertisement