Hablaron los padres de AA: aseguran que la niña “ya se ríe y camina con ayuda” y cuestionaron al fiscal Cáceres

Graciela y Germán, mamá y papá de la niña A.A., quien fuera secuestrada y brutalmente golpeada por un desconocido, rompieron el silencio a poco más de un mes del hecho. En declaraciones a CIUDAD TV, aseguraron que la pequeña se recupera lentamente. También cuestionaron en duros términos al fiscal, Jorge Cáceres Olivera. “Nos hizo mucho daño”, indicaron. Respecto de por qué creen que le ocurrió esto a su hija, señalaron que AA fue víctima de un “secuestro al voleo”.

Hablaron los padres de la niña AA: aseguran que su niña se recupera y cuestionaron al fiscal, Cáceres Olivera.

Los padres de AA, la niña de 9 años que desapareció el 20 de julio en Villa Facundo y apareció al día siguiente con signos de tortura, rompieron el silencio.

Advertisement

A un mes del hecho, y tras haber estado varios días detenidos por orden del fiscal Jorge Cáceres Olivera, quien los acusó de ocultar información, Graciela y Germán contaron que su hija muestra señales de recuperación. “Se ríe, camina con ayuda y también intenta hablar”, indicaron en declaraciones a CIUDAD TV.

En las oficinas de la Defensoría General, cuestionaron además la actuación del fiscal Cáceres Olivera por haberlos detenido de manera totalmente injusta, según indicaron. “Nos hizo mucho daño”, dijeron. Por otra parte, en cuanto a por qué creen que su hija fue secuestrada y brutalmente golpeada, consideraron que la niña fue víctima de un “secuestro al voleo”. Y, finalmente, anticiparon que su hija mayor será querellante en la causa.

“Que se aclare”

“Lo que yo quiero es que esto se aclare, porque el fiscal hizo mal las cosas, desde el principio”, afirmó Graciela. En este sentido, dijo que su hija fue víctima de un “secuestro al voleo”, separándose así de la hipótesis que difundió el propio fiscal sobre un presunto ajuste de cuentas narco y que, por esto, los padres habrían sido reacios a la hora de brindar información. “En esto nosotros no tuvimos nada que ver. Nos mancharon”, aseguró la mujer.

“Inclusive el fiscal, el primer día que apareció mi hija, yo estaba en el hospital y él (fiscal) pidió hablar conmigo. Pero directamente me detuvo y me mantuvo incomunicada. No sabía nada de mis hijos que estaban en mi casa y de mi hija estaba en el hospital. Después, varias veces pedí hablar con el fiscal y él en todo momento se negó”, sostuvo.

“Lo que él me hizo fue un maltrato psicológico. Ahora recién me estoy recuperando gracias a que la veo a mi hija en el hospital. Varias veces pedí verla pero no me dejaron. Incluso también le pedí a la otra fiscal (por Ingrid Wenner) pero tampoco me dejó. Recién después de hablar con la gente de Derechos Humanos me dejaron verla”, contó.

Con relación al estado de la salud de la niña, quien sufrió severos golpes en la cabeza los cuales le produjeron una fractura de cráneo, Graciela aseguró que la pequeña se encuentra mejor, aunque sigue internada en el Pediátrico. “Ella ahora se ríe, camina con ayuda e intenta hablar”, sostuvo.

Por su parte, el padre de AA, Germán, contó que debido a que aún están dentro de la causa en calidad de imputados por presuntamente entorpecer la investigación, no pueden ser querellantes en la misma. Es por eso que su hija mayor lo será en representación de la familia.

“Estuve 24 días preso. Estaba aislado. Me volví loco. Le pedía que no me ajusten las esposas y peor me trataban”, relató sobre sus días privado de libertad. “Nosotros no tenemos nada que ver en todo esto”, dejó en claro.

Actualmente la causa tiene a un hombre de 32 años como único detenido. En la casa de este sujeto se secuestraron una moto y un casco, los cuales habrían sido utilizados el día en que secuestró a la niña. “Espero que la persona que está presa tenga su condena. Tengo entendido que ya tenía causas anteriores pero andaba libre. ¿Cómo puede ser eso?”, se preguntó Germán.

 

 

Advertisement
Compartir