Las reservas del Banco Central ya cayeron u$s7.400 millones y se encienden luces de alarma

El batacazo electoral de las PASO sigue generando un deterioro (si bien acotado) en las reservas internacionales que maneja el Banco Central. A partir del 12 de agosto, la primera rueda que el mercado reaccionó al triunfo de Alberto Fernández, el Central tuvo que salir a vender dólares "propios" además de los que subasta por cuenta y orden del Tesoro. La venta de dólares propios del Central, sumado a lo que subasta el Tesoro y el repago anticipado de un préstamo a bancos, explica la merma.

Dólar y Banco Central.

Las presiones sobre el tipo de cambio, que obligaron a la entidad a redoblar esfuerzos para que no se escape la divisa, y el deterioro de los bonos que aceleró la cancelación de un préstamo millonario con un consorcio de bancos, explican principalmente la caída de u$s7.418 millones de las reservas en ocho jornadas financieras.

Advertisement

Tanto el presidente del BCRA, Guido Sandleris, como el flamante titular de Hacienda, Hernán Lacunza, están decididos a que el dólar no suba mucho más. La defensa pública de un tipo de cambio que se tiene que estabilizar (como los últimos dos días) tiene sus consecuencias en términos de pérdida de reservas.

“No tiene sentido pararse delante del tren si el tipo de cambio está bajo, pero como el tipo de cambio está en un valor superior al de equilibrio, no tiene sentido permitir una corrida irracional; para eso están las reservas”, dijo Lacunza en radio Mitre.

Sandleris también avisó en el mismo sentido durante la conferencia que brindó el martes. “Ha habido un debate durante la semana sobre la utilización de las reservas del Banco Central. Antes que nada, quiero dejar en claro que las reservas internacionales son esencialmente para moderar la volatilidad en el tipo de cambio y garantizar la estabilidad del sistema financiero. Como ha quedado claramente en evidencia, no se usarán las reservas internacionales para contener cotizaciones de activos financieros alejadas de sus fundamentos económicos”, remarcó.

Así las cosas, pareciera que la estrategia oficial es vender la menor cantidad de dólares pero “sacrificando” algunos en pos de la tregua cambiaria.
Hasta ahora, de los u$s7.400 millones que caen las reservas desde el día previo a las PASO y al cierre de ayer, se explican de la siguiente manera:

– El Banco Central tuvo que salir a vender dólares contantes y sonantes por cuenta propia, y vía subastas programadas ya se desprendió de un total de u$s709 millones.

– El Tesoro, también vía el Central que es el agente financiero, continuó con sus habituales ventas en el spot. Soltó un total de u$s356 millones en el mismo período (ventas promedio de u$s51 millones diarios).

– Además, la cartera económica tuvo que salir a repagar u$s2.615 millones de un contrato de recompra (Repo) que había sido acordado con un grupo bancos internacionales. Esto sucedió porque ese préstamo estaba garantizado con bonos que, al caer tanto de precio, gatilló el pago inmediato.

“La dinámica de las reservas habrá que seguirla de cerca, por la fuerte caída de la semana pasada que se suma a los poco más de u$s 3.000 millones del martes. Ya acumulamos una merma de reservas internacionales levemente superior al 10% desde el viernes pre PASO. En épocas de escasez del dólares, este dato debe ser monitoreado muy de cerca”, advirtió Delphos Investment.

Desde el Gobierno dicen que las reservas “están para eso”, o sea usarlas. Claro que los dólares en la Argentina son un tema de campaña. El candidato que más votos sacó en las PASO le pidió a Mauricio Macri que “escuche al BCRA”, en el sentido que se mantenga la estrategia de no rifar los billetes verdes.

Advertisement
VIAiprofesional.com
Compartir