“Las mediciones no son alentadoras para el mes de agosto”, advierten con preocupación desde el ISEPCI

Patricia Lezcano, titular del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana, planteó su preocupación por el fuerte impacto que empieza ea verse en los precios de la canasta básica tras la estampida del dólar. Advirtió que ya repercute de manera negativa en los comercios barriales y disminuye aún más el nivel de compra de las familias chaqueñas.

Supermecadistas, con pocas expectativas en ventas.

Patricia Lezcano, titular del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCI), visitó los estudios de CIUDAD TELEVISIÓN y habló de una situación muy compleja en torno a la estampida del dólar y la nueva repercusión sobre las canastas de precios. “La situación ya era complicada en el primer semestre del año, con los incrementos de los precios en los productos básicos. Y se profundiza en este último mes, sobre todo en esta última semana con la corrida cambiaria”.

Advertisement

Habló no sólo de la repercusión en los productos básicos para la alimentación sino en los servicios. “Hicimos un sondeo estos últimos días sobre el poder de compra de las familias y se ha complicado totalmente, hay algunos productos que ya fueron remarcados. Ya había un nivel de consumo bajo y esto ha impactado nuevamente. Las proyecciones no son alentadoras para el mes de agosto”, apuntó.

Advirtió que las dificultades son notables para los propios comercios barriales. “Ya son otros los precios en los mayoristas y liquida sus ganancias. Se están abasteciendo con menos cantidad de productos. Es una cadena que en muchos casos hace que el almacén tampoco aguante porque no tienen una espalda para sostener”.

En relación a los comedores populares y copeos que la agrupación barrios de pie sostiene en distintas barriadas, comentó que siguen de pie a partir de la colaboración de la comunidad, además de los fondos que perciben del Estado. “Es muy difícil sostener comedores y merenderos por la demanda que hay. Cada vez son más los chicos. Hay una necesidad de las familias de poder contar con un plato de comida y una copa de leche en el día”, sostuvo. Comento que no solo concurren niños sino también se acercan los hermanos adolescentes, padres e incluso abuelos.

La semana próxima el ISEPCI contará con los indicadores del mes de julio, junto con ello, “las variaciones que se han producido ya en los primeros meses de año. No van a ser datos favorables, ya vemos importantes incrementos en productos de almacén, en el caso de los lácteos son importantes”.

Advertisement
Compartir