Homenaje a Mario Catena y rescate de “El Libro Amarillo de la FAU”

A sala llena, se realizó este jueves en la Casa por la Memoria la charla “La historia no contada de la FAU UNNE”, una elaboración colectiva de una propuesta de cambio a partir de la presentación de “El Libro Amarillo” y el homenaje a Mario Luis Catena, estudiante de la FAU asesinado por el terrorismo de Estado durante la última dictadura.

Los arquitectos y ex detenidos políticos Oscar Alberto Zaffaroni (ex decano de FAU)  y Carlos Raúl Aranda encabezaron la presentación y comentaron los ejes y detalles significativos de esa propuesta de cambio en la formación de los Profesionales de la época, plasmado en Bases y Normas para la Reestructuración de la FAU desde 1974.

Advertisement

Acompañaron la actividad, la rectora de la UNNE Delfina Veiravé y los decanos de las facultades de Arquitectura, Miguel Ángel Barretto, de Ingeniería José Basterra y de Humanidades Aldo Lineras. La charla y el homenaje fueron declarados de interés institucional por la UNNE.

Previo a la misma, se realizó el homenaje a Mario Catena, con la asignación de su nombre a una de las salas de exposición del área de museo de la Casa por la Memoria y unas palabras alusivas por parte de Amalia Cisneros, amiga y compañera de Catena, que remarcó; “Fue un cuadro admirado y apreciado, y el mejor homenaje a Mario y a tantos otros compañeros que nos marcaron el camino es recuperar los sueños de justicia social, independencia económica y soberanía política”.

Luego tuvo lugar la charla en el auditorio, durante la cual se recordaron los años del “Libro amarillo”, y la lucha de los estudiantes que se plantearon el desafío de insertar la Facultad en la realidad social de la época, para aportar a la transformación en un contexto de gran movilización y producción, pero a la vez de represión y persecución política dentro y fuera de las Universidades.

Carlos Aranda destacó: “ El futuro se construye en base a la memoria y por ello es necesario volver a atar el hilo de la memoria histórica, y nosotros con otros compañeros desde hace mucho veíamos la necesidad de poner en debate y contar lo que fue la FAU, así como hablamos del Correntinazo, del Cordobazo, de la Masacre, de las apropiaciones, todos manejamos este tipo de cuestiones, sin embargo los hechos que sucedieron en la UNNE y en la FAU ocurrieron cosas que no fueron contadas y que queremos sacar a la luz”.

Durante la década del sesenta al calor de una sociedad movilizada los estudiantes percibieron las falencias en la formación académica y luego de mucho esfuerzo y replanteos, desde una construcción colectiva y heterogénea encararon la propuesta de “Bases y Normas…” que fue aprobada por la asamblea general en el Aula Magna, en Junio de 1974, bajo la consigna “Por Una Universidad del Pueblo en Una Patria Liberada”. En ese marco también fue recordado el secretario académico Raúl Foussal, uno de los impulsores de todo ese proceso transformador.

En ese sentido, Zaffaroni , explicó; “La teníamos incorporada a la facultad las 24 horas del día. Nos permitía desarrollar un juicio crítico amplio y profundo en una coyuntura histórica y una sociedad muy politizada. Lo que producíamos personalmente sentíamos que lo producíamos también para la facultad”. Todo ese empuje tuvo como punto inicial “La convicción;  fue un sacrificio personal muy grande por parte de todos. El “libro amarillo”, llamado así porque esa era la cartulina que teníamos para elaborar la tapa del documento, tal era nuestra precariedad de recursos, fue la culminación de una etapa de debate, de cuestionamientos, en la respecta al país, la facultad, la cultura, la profesión, desde una postura de convicción, en simbiosis de lo personal y lo social, nuestro crecimiento se volcaba al crecimiento de la facultad”.

 

Advertisement
Compartir