“El propósito de esta resolución es actuar como una proscripción velada para todos los movimientos emergentes”

Sobre el fallo de la Justicia que dictó una de acción de amparo que dio lugar a una medida cautelar que deja sin efecto el segundo llamado a elecciones del gobernador Domingo Peppo para el 13 de octubre y la retrotrae al 29 de septiembre, Luis Cabrera, precandidato a diputado nacional por UNIR, manifestó que “el propósito de esta resolución es actuar como una proscripción velada para todos los movimientos emergentes"

Luis Cabrera, presidente del PNC-Unir

Sobre el fallo de la Justicia que dictó una de acción de amparo que dio lugar a una medida cautelar que deja sin efecto el segundo llamado a elecciones del gobernador Domingo Peppo para el 13 de octubre y la retrotrae al 29 de septiembre, Luis Cabrera, precandidato a diputado nacional por UNIR, manifestó que “el propósito de esta resolución es actuar como una proscripción velada para todos los movimientos emergentes que no tienen la posibilidad de utilizan los recursos del Estado, ya que vuelve a superponer el cronograma electoral nacional con el provincial, y eso afecta mucho a las fuerzas políticas no tradicionalesque no tienen una extensión de despliegue y una capacidad de financiamiento para distintas actividades esenciales a la hora de la elección”.

Advertisement

Asimismo, Cabrera explicó que “la pelea de por sí con este sistema electoral es muy injusto entre las minorías incipientes y las mayorías pertenecientes a los partidos tradicionales, y esto no hace más que alimentar esa desigualdad porque amontona los tiempos eleccionarios multiplicando las tareas”, y aseguró que “nosotros a esta altura no contamos con personal rentado que se ocupe de la oficialización de listas ni de los papeles de los candidatos ni con de equipos de campaña con funciones específicas o campañas de marketing”.

Por otra parte, con esta acción de amparo de por medio la presentación de los candidatos para las elecciones provinciales se adelantó para el 10 de agosto,y sobre esto remarcó que “al retrotraer el calendario electoral hay plazos que ya vencieron, por ejemplo, la inscripción de alianzas”, y agregó que “tiene que haber una separación en tiempo entre la inscripción de alianzas y la presentación de candidaturas, ya que hay todo un andamiaje administrativo yburocrático que se debe cumplir y los procesos de concreción de coaliciones no son procedimientos que duran una hora,sino que llevan meses porque hay que lograr entendimientos y salvar diferencias para definir sociedades y establecer candidatos”.

Respecto a las acciones burocráticas que se deben efectuar, el pretendiente a la cámara baja del Congreso Nacional ejemplificó que “por cada candidato se tienen que presentar entre 3 o 4 actuaciones administrativas, a eso se le multiplica la cantidad de aspirantes a intendencias y concejalías de los 69 municipios,sumando a los 16 candidatos a diputados provinciales, y finalmente se le agregan gobernador y vice”, y aseveró que “sin una estructura es imposible cumplir con todas los actos administrativos en el tiempo que esta cautelar estipula”.

Desde la UCR argumentaron que el decreto de Peppo para aplazar las elecciones a octubre viola el inciso 6 del artículo 141 de la Constitución Nacional, que estipula que el edicto no debe postergarse. Todas estas alteraciones están vinculadas a la resolución de la disputa nacional para determinar hegemonías en el PJ, que escapan al proceso electoral.

El presidente de UNIR expresó que “los radicales son unos irresponsables ya que juegan de una manera tramposa, apelando a lo artero, desleal y desvergonzado, porque con estos timos que judicializan la política electoral, la renovación que tanto pregonan no tiene lugar”. Y añadió que “las internas partidarias de la UCR no me interesan, pero en esta oportunidad están proscribiendo a todos los movimientos internos que están en plena organización y que pudieran llegar a ser una alternativa”. En una misma sintonía, detalló que “este amparo para adelantar las elecciones y superponer los calendarios para lo único que sirve es para agarrar a todos desarmados y no permitir que se formen alianzas, y esto naturalmente dificulta el proceso normal de selección de candidatos”. Finalmente, Cabrera sostuvo que “lo lógico sería agotar el proceso primario nacional, continuar con las elecciones provinciales y concluir con las nacionales generales”.

Advertisement
Compartir