Presunto secuestro de una periodista: todo quedó en una falsa alarma

Una joven del mismo nombre la llamó para decirle que era a quien buscaba un remisero. El caso quedó aclarado tras las declaraciones de la misma periodista de Norte Corrientes, Josefina Echezarraga, en sus redes sociales y el hecho que investigaba la Policía quedó finalmente dilucidado.

Zona céntrica donde ocurrió el hecho.

Según relató la periodista de Diario Norte de Corrientes, recibió un llamado una joven también llamada Josefina, que le explicó que un remisero debía buscarla en un gimnasio (que queda a la vuelta del que estaba la periodista) y que su madre le había enviado el auto.

Advertisement

El remisero debía buscar a una chica, también de nombre Josefina, en un gimnasio, a pocos metros de donde estaba Echezárraga. El hombre no sólo se equivocó de persona, sino también de gimnasio.

De esta manera, el hecho que era investigado por la Policía, quedó finalmente dilucidado.

Advertisement
VIAdiarionorte.com
Compartir